Síndrome de Guillain-Barré

Se trata de un grave trastorno autoinmunitario que se presenta cuando el sistema inmunológico ataca por error el sistema nervioso. Lo cual hace que se inflame el nervio ocasionando debilidad muscular entre otros síntomas.

Puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente entre los 30 y los 50 años de edad. Comúnmente aparece tras una infección menor, como una gastrointestinal o pulmonar y por lo general los síntomas de ésta ya han desaparecido, cuando aparecen los de Guillain-Barré.

Daña parte de los nervios, lo cual produce debilidad muscular, hormigueo y parálisis. Afecta fundamentalmente la cubierta del nervio, la vaina de mielina y ese daño se llama desmineralización y conduce a que las señales nerviosas de movilicen más lentamente.

El síndrome de Guillain-Barré puede aparecer con infecciones víricas como por ejemplo:

También puede ocurrir con otras enfermedades como la enfermedad de Hodgkin o lupus eritematoso sistémico.

Síntomas

Los síntomas de este trastorno empeoran de manera muy rápida y pueden pasar sólo algunas horas antes de que aparezcan los síntomas más severos. El incremento de la debilidad por unos cuantos días es muy frecuente.

La debilidad muscular o la parálisis, afecta a ambos lados del cuerpo. En general la debilidad comienza en las piernas y posteriormente se propaga hacia los brazos.

El paciente puede sentir un dolor y hormigueo en la pierna o mana, acompañada de torpeza. En los casos en que la inflamación afecta los nervios que van del diafragma al tórax y se presenta debilidad en esa zona, puede ser necesaria la asistencia respiratoria.

Los síntomas característicos del trastorno de Guillain-Barré son:

  • Hipotensión arterial o descontrol de la presión arterial
  • Pérdida de reflejos en brazos y piernas
  • Debilidad muscular o parálisis:
    • En brazos y piernas al mismo tiempo
    • Sólo en los nervios craneanos
    • Comenzar en los pies y piernas y ascender para brazos y cabeza
    • Puede empeorar con rapidez entre 24 y 72 horas
    • Puede empezar en los brazos y propagarse hacia abajo
    • En casos leves puede que no se presente ni la debilidad, ni la parálisis
  • Sensibilidad o dolor muscular
  • Entumecimiento
  • Cambios en la sensibilidad, lo que puede incluir hormigueo y dolor
  • Falta de coordinación
  • Torpeza y caídas
  • Contracciones musculares
  • Visión doble y borrosa
  • Dificultad para mover los músculos de la cara
  • Palpitaciones

Los síntomas de emergencia incluyen:

  • Imposibilidad de respirar profundamente
  • Dificultad para deglutir
  • Sensación de mareo al ponerse de pie
  • Ausencia temporal de la respiración
  • Dificultad respiratoria
  • Babeo
  • Desmayo

Tratamiento

El síndrome del Guillain-Barré no tiene cura, pero existen múltiples tratamientos para disminuir los síntomas y las complicaciones.

Cuando los síntomas son severos, el paciente debe ser hospitalizado ser tratado y el tratamiento puede incluir la colocación de respiración artificial.

En las primeras etapas de síndrome, los tratamientos que bloquean o eliminan las proteínas que atacan las neuronas, pueden disminuir la gravedad de los síntomas.

Un método llamado plasmaféresis es utilizado para extraer los anticuerpos de la sangre y consta de sacar sangre del bazo, generalmente, bombearla a una máquina donde se extraen los anticuerpos y posteriormente enviarla nuevamente al organismo.

Otra método reside en bloquear los anticuerpos con una terapia con inmunoglobulina (IgIV) en altas dosis, que bloquea los anticuerpos causantes de la inflamación.

Otros tratamientos que se orientan a prevenir las complicaciones:

  • Tratamiento del dolor con fármacos antiinflamatorios y narcóticos
  • Uso de anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos
  • Cuando los músculos de deglución están débiles, puede recurrirse a un adecuado posicionamiento del cuerpo y uso de una sonda de alimentación
  • En caso de debilidad del diafragma, puede ser necesario el soporte respiratorio

Complicaciones

  • Contracturas en las articulaciones
  • Incremento del riesgo de infecciones
  • Parálisis permanente
  • Úlceras cutáneas
  • Dificultad respiratoria
  • Trombosis venosa profunda
  • Presión arterial baja e inestable
  • Neumonía
  • Aspiración de líquidos o alimentos
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 2 (1 vote)