El síndrome postvacacional también conocido como depresión postvacacional, es un proceso de adaptación a la vida laboral o escolar tras el período de vacaciones y ocio, que incluye síntomas de estrés, ansiedad, depresión, cansancio, etc. En general se prolonga durante tres o cuatro días luego de la reincorporación a la rutina habitual y no afecta a todos por igual.

No es una enfermedad, ni existe un consenso científico para definir el síndrome postvacacional como tal. Sin embargo, afecta a una gran cantidad de personas al regreso de sus vacaciones. De acuerdo a la consultora Adeco, 1 de cada 3 trabajadores españoles sufre o sufrirá este síndrome.

Causas

El retorno y readaptación al trabajo tras las vacaciones conlleva modificaciones del estilo de vida, horarios más exigentes, menos horas de sueño, menos tiempo de relax, etc. y ello acarrea en algunos casos afectaciones físicas o psicológicas. Especialmente cuando el tiempo de ocio es mucho, se tiene baja tolerancia a la frustración, el trabajo no resulta gratificante o existen casos de acoso escolar (bullying) o laboral (mobbing)

Ana San Bruno, responsable del departamento de psicología de “Mas Vida Red”, Red de Servicios de asesoría y auditoría de Madrid, España explica que el estrés postvacacional ocurre cuando se produce una:

…ruptura muy brusca entre el ritmo de las vacaciones y la incorporación al trabajo sin hacer una correcta transición.

Síntomas

En casos extremos el síndrome postvacacional puede llegar a provocar importantes cuadros de estrés que pueden incluir los siguientes síntomas:

  • Problemas de rendimiento y concentración.
  • Alteraciones de humor.
  • Ansiedad, nerviosismo.
  • Depresión.
  • Apatía.
  • Cansancio, falta de energía.
  • Trastornos del sueño.
  • Malestar generalizado.
  • Dolores de cabeza.
  • Palpitaciones.
  • Incremento de la frecuencia cardiaca y respiratoria.
  • Sudoración.
  • Temblores.

Los síntomas del síndrome postvacacional son más frecuentes en las mujeres, quizás como consecuencia de también tener que hacerse cargo de las actividades domésticas y familiares.

Cuando los síntomas se prolongan por más de dos o tres días, puede hablarse de un cuadro de ansiedad generalizada que requiere atención médica especializada. Pero en general, el síndrome postvacacional no requiere tratamiento y se resuelve espontáneamente luego de algunos días de readaptación a la rutina de trabajo o la escuela.

…se suele producir en la primera semana de vuelta al trabajo, y suele ser pasajero; si dura más de 15 días habría que estudiar las causas más profundas que originan esa situación y hablaríamos de otra cosa.

Ana San Bruno

Recomendaciones para prevenir o sobrellevar mejor el síndrome postvacacional

  • Programar el regreso de las vacaciones con tiempo, sin apuros, estrés y con unos días de anticipación de la fecha de vuelta al trabajo, de modo de prepararse mental y físicamente.
  • Retomar la rutina de sueño habitual unos días antes del regreso al trabajo.
  • Si se es una persona a la que le cuesta retomar la rutina luego de las vacaciones, una buena recomendación es no acumular largas vacaciones, sino fraccionarlas, de modo que el regreso no sea tan abrumador.
  • Regresar al trabajo de forma gradual, no hacerlo bruscamente, dejando espacio para actividades que causen placer y sean relajantes. No necesariamente trabajo y placer tienen que estar enfrentados, pueden darse conjuntamente en su justa medida.

Cuando volvemos al trabajo hay que saber que no somos “superhéores”, y es necesario que el trabajador se de un tiempo de adaptación coherente

Ana San Bruno

Puntaje: 
Sin votos aún