Piojos púbicos

Los piojos púbicos (Phthirus pubis) o ladillas, son insectos diminutos (mucho más pequeños que los piojos de la cabeza), que infectan la zona vellosa del pubis y ponen sus huevos. Pueden hallarse igualmente en la zona de las cejas y las axilas.

Son más frecuentes en los adolescentes, se estima que se presentan cerca de 1 millón de casos anualmente y la forma más común de contagio es durante las relaciones sexuales. Es muy raro que se propaguen a través del contacto con objetos como sabanas, ropa íntima o inodoro.

Cada 5 días la hembra pone, aproximadamente, entre 10 y 15 huevos cuya incubación se extiende por una semana.

Factores de riesgo

  • Tener muchas parejas sexuales
  • Compartir ropa íntima o ropa de cama con una persona que está infectada
  • Tener contacto sexual con una persona infectada

Síntomas

Los piojos púbicos se alimentan de la sangre humana en un promedio de unas 50 veces por día. Esto produce una molesta picazón en el área del vello púbico, la cual es peor durante la noche. El rpurito puede comenzar ni bien la persona resulta infectada o entre 2 y 4 semanas después de la infección.

Puede causar síntomas como una irritación cutánea, reacción en la piel que la vuelve de un color azul grisáceo, así como úlceras en la zona de los genitales a causa de las picaduras y del rascado.

Manchas morrones o rojizas en la ropa íntima como consecuencia de las pequeñas gotas de sangre derramadas tras las picaduras.

Tratamiento

El tratamiento más efectivo para los piojos del pubis, es la aplicación de un producto como champú, crema o loción que contenga permetrina o hexacloruro de benceno gamma

El procedimiento de aplicación es el siguiente:

  • Aplicar el champú sobre el vello púbico y la ona que lo rodea por un lapso de unos 5 minutos por lo menos
  • Enjuagar muy bien
  • Pasar un peine lo más fino posible para retirar los piojos muertos y los huevos. Si previamente se aplica vinagre, es más fácil aflojar los huevos y que salgan más rápidamente

Otros cuidados a tener en cuenta:

  • Lavar toda la ropa de cama y las prendas íntimas con agua caliente
  • Rociar con un aerosol con medicamento aquellos objetos que no puedan ser lavados y puedan estar infectados
  • Asegurarse de que las personas con las que se mantiene relaciones sexuales también reciban tratamiento y de lo contrario abstenerse de mantener sexo

Pronóstico

Con el correcto tratamiento, el cual abarca una limpieza cuidadosa para eliminar los piojos, el pronóstico es bueno. Sin embargo, el rascado constante puede provocar lastimaduras, ulceraciones e infecciones cutáneas.

En general con un solo tratamiento es suficiente. Algunas personas necesitan un segundo tratamiento, que debe realizarse de 4 días a 1 semana después del primero, para eliminar los huevos que puedan haber quedado.

Las personas con piojos púbicos deberán ser avaluadas en busca de otras enfermedades de transmisión sexual.

Puntaje: 
Sin votos aún