La Mycoplasma Genitalium es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria que es transmitida durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Afecta al 1% de la población del mundo entre los 16 y los 44 años de edad.

Si bien no se trata de una enfermedad nueva, sí es cierto que en los últimos tiempos se ha propagado con mayor rapidez, especialmente entre personas que ya presentan otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Además a partir de un estudio de investigadores de la “University College London”, se llegó a la conclusión que la bacteria Mycoplasma Genitalium puede ser trasmitida por vía sexual.

Este estudio refuerza la evidencia de que la MG es una ITS. MG fue identificado en más de 1% de la población, incluso en hombres con comportamientos de alto riesgo en grupos de mayor edad, que a menudo no se incluyen en las medidas de prevención de ITS.

La bacteria se aloja en los genitales y la uretra. Sin embargo, si se realiza sexo anal u oral, puede también hacerlo en el ano o la garganta.

Factores de riesgo

El riesgo de contraer la enfermedad es mayor cuando se mantienen relaciones sin protección, se tienen diferentes parejas o se utilizan juguetes sexuales sin ser previamente higienizados y desinfectados correctamente.

Síntomas

La enfermedad puede cursar asintomática, pero cuando aparecen los síntomas, estos difieren de hombres a mujeres.

Síntomas en las mujeres

La bacteria puede localizarse en la vagina, el cuello del útero y el endometrio e incluir los siguientes síntomas:

  • Dolor durante y/o tras las relaciones sexuales.
  • Dolor al orinar.
  • Dolor pélvico
  • Vejiga inflamada.
  • Uretra enrojecida.
  • Presencia de flujo vaginal con fuerte olor.
  • Dolor al caminar.
  • Sangrado.
  • Embarazo ectópico: Se está investigando la relación entre la Mycoplasma Genitalium y el embarazo ectópico, se cree que podría existir una vinculación.
  • Potencial infertilidad.

Síntomas en hombres

  • Dolor en los testículos.
  • Prostatitis.
  • Uretritis.
  • Secreciones en la uretra.
  • Potencial Infertilidad.
  • Dolor e inflamación articular.

Diagnóstico

El diagnóstico puede ser complicado, ya que la Mycoplasma genitalium podría confundirse con clamidia o gonorrea. Pueden realizarse exámenes médicos como análisis de orina, muestras de las secreciones de la uretra en hombres y/o mujeres y muestras de las secreciones del cuello del útero en mujeres.

El cultivo de las muestras es realizado por pocos laboratorios y puede demorar hasta unos 6 meses.

Tratamiento

El tratamiento incluye la indicación del antibiótico azithromycin vía oral en una sola dosis por día durante 5 días consecutivos.

Una vez finalizado el tratamiento antibiótico, es probable que el médico indique la repetición de los análisis para comprobar que la bacteria ha sido eliminada.

Es importante durante el tratamiento y hasta tanto no se esté seguro de que la infección ha cesado, evitar mantener relaciones sexuales para prevenir posibles contagios.

Prevención

Las medidas de prevención del mycoplasma genitalium incluyen las mismas que para cualquier otro tipo de enfermedad de transmisión sexual: Uso del preservativo y mantener comportamientos sexuales seguros.

Según los autores del estudio:

Los resultados indican que existe un vínculo muy fuerte entre la infección por MG y el comportamiento sexual de riesgo.

Puntaje: 
Sin votos aún