Artritis y Artrosis en perros
Perro con artrosis recibe tratamiento quiropráctico

Cuando avanza y con el transcurso del tiempo, el cartílago se deteriora y destruye, por ello el perro comienza a sentirse dolorido. Incluso pueden crecer protuberancias óseas llamadas espolones o osteofitos . Éstos de por sí no causan dolor, pero si crecen y ejercen presión sobre algún nervio pueden llegar a doler mucho.

La artritis en perros es una de las causas más frecuentes de dolor crónico por el que los dueños consultan al veterinario. Es más común en perros viejos, aunque puede ocurrir en jóvenes. Aproximadamente afecta a 1 de cada 5 perros. Requiere de cuidados especiales y con tratamiento correcto se puede ayudar a controlar el dolor y mejorar la calidad de vida del animal.

Causas

  • Infección.
  • Factores genéticos.
  • Artritis degenerativa: Afecta a los perros más viejos, también llamada artrosis o osteoartritis.
  • Algún golpe
  • Enfermedades autoinmunes: El cuerpo del perro de ataca a sí mismo e inflama o destruye los tejidos articulares.

Síntomas

Los dueños de los perros suelen asumir que sus perros cuando envejecen caminan con más dificultad, pero no se plantean la posibilidad de una enfermedad como la artritis. Por lo tanto, es conveniente estar atentos a los siguientes síntomas y consultar al veterinario:

  • El perro manifiesta rigidez.
  • Dificultad para levantarse o sentarse.
  • Muestra desinterés en el juego.
  • Cojea.
  • Duerme más.
  • Ya no corre o camina rápido como solía hacerlo.
  • No se incorpora al despertarse ni cuando se le llama a comer y le cuesta tumbarse.
  • Demuestra miedo para subir escalones o treparse al sillón o la cama.
  • Llora o gime cuando se le tocan las patas.
  • Modifica su comportamiento.
  • En algunos casos puede escucharse el sonido de las articulaciones cuando las mueve.
  • En fases muy avanzadas puede aparecer deformidad.

Tratamientos veterinarios

El tratamiento de la artritis o artrosis en perros tiene como objetivo aliviar el dolor y evitar que la enfermedad avance. La alternativas de tratamiento pueden incluir:

  • Fármacos: Antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos.
  • Cirugía: En algunos casos puede indicarse una intervención quirúrgica con el objetivo de mejorar el estado físico del animal y de aliviar el dolor del mismo.
  • Suplementos alimenticios: Ácidos grasos Omega 3, antioxidantes, sulfato de condroitina. Estos suplementos se indican para frenar la destrucción del cartílago y regenerarlo en la medida de lo posible. Algunos de ellos además cuentan con propiedades antiinflamatorias.

Cuidados del perro con artritis en el hogar

  • No permitir que el perro engorde.
  • Brindarle una alimentación completa y balanceada.
  • El ejercicio diario moderado puede ayudar.
  • La natación es muy buena en estos casos.
  • Evitar los saltos. Adaptar los escalones con rampas.
  • Masajes y terapias alternativas.
Puntaje: 
Sin votos aún