Disuria

Se trata de dolor o ardor al orinar que se siente, fundamentalmente, en la uretra o la zona del perineo.

Causas

Entre las causas más frecuentes de dolor al orinar están:

  • Infecciones
  • Infecciones de las vías urinarias (vejiga, uretra, riñones). El tipo más frecuente de infección es la cistitis, la prostatitis (infección de la próstata), la pielonefritis (infección renal) y la uretritis (inflamación de la uretra).

  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Las enfermedades de transmisión sexual como herpes genital, clamidia, gonorrea, entre otras también pueden causar disuria.

  • Irritaciones:
    • Irritación de la uretra por relaciones sexuales
    • Cambios vaginales asociados con la menopausia
    • Cistitis intersticial
    • Cálculos en el tracto urinario
    • Actividades como montar a caballo
    • Efectos secundarios de algunos fármacos, tratamientos o suplementos
    • Sensibilidad vaginal o irritación asociada con el uso de jabones perfumados, duchas vaginales, espermicidas u otros productos

    Factores de riesgo

    • Ser mujer: Las infecciones urinarias son más frecuentes en las mujeres, ya que tienen más corta la uretra que los hombres, lo cual reduce la distancia hasta la vejiga facilitando el acceso de las bacterias
    • Uso de DIU o espermicidas
    • Ser hombre mayor de 60 años
    • Ser sexualmente activo
    • Obstrucciones en el tracto urinario: La próstata agrandada o los cálculos renales pueden atrapar la orina en la vejiga aumentando el riesgo de infección urinaria
    • Uso de un catéter para orinar: Esto incrementa el riesgo de infecciones urinarias
    • Sistema inmunitario debilitado: Personas con diabetes, etc.

    Síntomas

    Además del ardor pueden manifestarse otros síntomas de infección que incluyen:

    • Dolor que comienza inmediatamente en el momento en que la orina pasa por la uretra. Dependiendo de cuál sea la causa de la disuria puede aparecer dolor en la punta de la uretra, la vejiga o la próstata
    • Orina oscura y fétida, que puede contener sangre
    • Dificultad para comenzar el flujo de orina. El flujo comienza con gotas y puede nunca lograrse un flujo constante de orina
    • Fiebre
    • Escalofríos
    • Micción frecuente pero en menor volumen que el normal
    • Dolor durante las relaciones sexuales

    Tratamiento

    El tratamiento dependerá de la causa de la disuria:

    Las infecciones bacterianas generalmente se tratan con antibióticos vía oral.
    Las infecciones causadas por hongos se tratan con fármacos antifúngicos vía oral, en crema o supositorio.

    También pueden indicarse analgésicos para calmar el dolor.

    Generalmente los síntomas desaparecen a los pocos días de comenzado el tratamiento.

Puntaje: 
Sin votos aún