El cabello refleja la salud

El estado del cabello delata el estado de la salud en muchas oportunidades. Si bien en general, sólo se suele apreciar el cabello por una cuestión meramente estética, muchas veces la caída, el quiebre, el resecamiento, etc., no son sino síntomas de algún otro problema subyacente.

1 La caída del cabello

Promedialemnte la caída de cabello normal está en los 100 cabellos diarios. Una caída superior a la cifra mencionada, puede atribuirse a causas como cambios hormonales, estrés, mala alimentación, diabetes, lupus o problemas de tiroides (el hipotiroidismo o hipertiroidismo, es una causa frecuente de apoplejía, debido a que un metabolito de la hormona testosterona, la dihidrotestosterona, actúa negativamente en los folículos pilosos, deteniendo el crecimiento del cabello).

2 Cabello quebradizo

Si bien hay factores externos como el sol, el cloro o el uso excesivo de tintes, secador, planchita, etc., que resecan el cabello; hay otros internos que también pueden favorecer esta condición. El Síndrome de Cushing, es una enfermedad que se presenta por la exposición por largos períodos de tiempo a elevados niveles de cortisol y cuyos síntomas incluyen la fragilidad del cabello.

3 Pérdida parcial del cabello

La caída del cabello en determinadas zonas, dejando como parches sin pelo, se debe a una enfermedad llamada alopecia areata. Una enfermedad autoinmune que afecta al 2% de la población. El pelo puede caerse parcialmente en algunas partes del cuero cabelludo o caerse por completo.

4 Resequedad del cabello

La resequedad del cabello puede deberse a factores externos como el secador, las tinturas, etc., pero también a algún problema de salud como trastornos alimenticios (por ejemplo: Bulimia, anorexia), carencias nutricionales o problemas de tiroides.

5 Canas prematuras

Las canas son un signo claro de envejecimiento, comienzan a aparecer alrededor de los 30 años, aunque hay personas de 18 o 19 que ya tienen algunas y otras de 45 que no las tienen. En esto influyen factores hereditarios. Las canas son consecuencia de la disminución en la producción de melanina que es lo que da pigmento a los folículos pilosos. Pero hay enfermedades como el vitiligo, provoca la pérdida del pigmento de la piel y/o del cabello.

6 La caspa

La caspa puede ser consecuencia de una enfermedad llamada dermatitis seborreica. Una afección inflamatoria de la piel bastante común, que se presenta a causa del estrés, la obesidad, trastornos de la piel, cansancio, gratitud de la piel, entre otras. Las personas que padecen Parkinson, HIV o han sufrido accidente cardiovascular son más propensas a tener caspa.

7 Costras en el cuero cabelludo

Las costras en la cabeza pueden ser consecuencia de alguna reacción alérgica, de la exposición prolongada al sol sin protección, etc. Pero también pueden deberse a una afección médica llamada psoriasis. Una enfermedad crónica que se caracteriza por la descamación de la piel.

Puntaje: 
Sin votos aún