Señales de alerta del Autismo
Foto gentileza de autistscorner

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en la última década ha habido un drástico incremento de los casos de niños con trastornos del espectro autista (TEA).

La intervención temprana y el tratamiento adecuado pueden mejorar mucho la comunicación y por ende la socialización de los niños con este problema. Por ello, conocer cuales son las señales de alarma es de mucha utilidad para consultar a tiempo e intervenir.

Es importante tener claro que una sola de estas señales no quiere decir que el niño sea autista, sino la combinación de varias, de la mayoría de ellas, es lo que puede determinar la presencia de los TEA.

1

No responde al nombre

Aproximadamente al año de vida (12 meses), el niño ya tiene la capacidad de responder de alguna manera a su nombre, por ejemplo con un gesto. Si pasa el tiempo y esto no sucede, conviene consultar. No necesariamente tiene por qué tratarse de autismo, en muchos casos es sólo un defasaje en el desarrollo.

2

No señala lo que le interesa

Alrededor de los 14 meses, el niño tiene la capacidad de señalar aquello que llama su atención, le interesa o quiere. Cuando esto no ocurre puede ser otra señal de alarma a considerar y observar.

3

No hay juego simbólico

Por ejemplo, tratar de alimentar a un muñeco con su vaso de leche, suele ser muy frecuente en los niños desde los 18 meses en adelante. La ausencia de este tipo de juegos en los que el niño plantea una situación imaginaria, podría ser una señal de autismo.

4

No mira a los ojos

El que el niño evite el contacto visual es una clara señal de alarma en los casos de autismo.

5

Aislamiento

Los niños que padecen este tipo de trastornos suelen aislarse, jugar solos, como en su propio mundo.

6

Dificultades para expresar sentimientos

Los niños autistas presentan muchas dificultades para expresar sus sentimientos y comprender los de los demás.

7

Retrasos en el habla y el lenguaje

Este es un síntoma muy característico de los niños con este tipo de problema y suele afectar a todos los trastornos del espectro autista. Pero con la intervención temprana se puede mejorar mucho y lograr que el niño se comunique con los demás, a través del habla y el lenguaje.

8

Se irrita con facilidad

Estos niños suelen irritarse con mucha facilidad ante lo más mínimo y son muy difíciles de consolar. No son las típicas pataletas o berrinches, sino cambios drásticos de humor.

9

Se mece automáticamente

Otra de las señales muy características de este tipo de trastornos, es el meneo autómata que realizan estos niños, de adelante hacia atrás, girando en círculos, aleteo con las manos. No se trata de movimientos aislados, sino de conductas repetitivas que llaman la atención.

10

Reacciones exageradas y extrañas

Como ser gritar y llorar ante un ruido insignificante o reír eufóricamente sin causa aparente. Temores inexplicables a cosas inofensivas e inconciencia ante peligros reales. En algunos casos extremos, estos niños pueden hacerse daño a sí mismos. Y suelen irritarse mucho si se los aparta de su rutina habitual.

11

Conductas obsesivas

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los niños con autismo presentan conductas obsesivas como ver un mismo video miles de veces incluyendo las publicidades y los créditos. Ordenar objetos en fila, etc. Y si no se les permite hacer alguna de estas cosas, pueden llegar a irritarse mucho.

12

Tiene problemas de comunicación

Estos niños suelen tener muchos problemas para comunicarse, no responden a lo que se les pregunta, pareciera que no escuchan y repiten palabras incansablemente.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (1 vote)