Abulia

Este término se utiliza en neurología para describir la escasez de iniciativa o voluntad. Incluye síntomas que van desde la apatía (que es más leve) al mutismo acinético (que es más grave). La característica principal de la abulia, es la incapacidad para ponerse en acción o tomar decisiones sin el impulso o la ayuda de alguien. El término originalmente fue pensado para describir una forma de enfermedad mental, sin embargo, posteriormente se usó para hacer referencia a un síntoma de distintas enfermedades tanto físicas como mentales.

Causas

  • Lesión en el lóbulo frontal del cerebro (constituye la principal razón)
  • Todo tipo de lesión o daño en el circuito cingulado anterior (este circuito es fundamental para la motivación e iniciación)
  • Enfermedades degenerativas como el Alzheimer, la enfermedad de Huntington, demencia, el Parkinson, etc.
  • Lesión en el ganglio basal que afecta la capacidad de relacionamiento, motivación, etc.
  • Depresión
  • Parálisis supranuclear progresiva
  • Esquizofrenia

Síntomas

La abulia afecta los intereses de quien la padece, es decir la motivación por cualquier cosa. Es la pérdida de la conducta, de la expresión, del contenido del pensamiento espontáneo y del empuje.

Los síntomas más comunes en la abulia incluyen:

  • Disminución de la voluntad o falta total de auto motivación para interactuar o participar en cosas que antes eran de gran interés
  • Gran dificultad para llevar adelante un acción con un propósito y más difícil aún prolongarla
  • Carencia de respuesta emocional y preocupación
  • Las personas con abulia, se muestran pasivas e indiferentes, no interactúan con el prójimo

Tratamiento

En general los tratamientos para la abulia incluyen fármacos como ser los antidepresivos. Pero estos no siempre son exitosos. Lo principal para el éxito del tratamiento, es la evaluación preliminar del estado de salud general del paciente y la indicación de tratamiento a los problemas que pueden ser corregidos. Por ejemplo rehabilitación física y cognitiva para el desarrollo cognitivo; lo cual incrementa la motivación y mejora el estado físico, las capacidades funcionales, la energía, etc.

El tratamiento farmacológico incluye 5 pasos:

  • Diagnosticar y tratar condiciones asociadas con la reducción de la motivación como la enfermedad de parkinson o el hipertiroidismo apático
  • Tratar eficazmente la depresión
  • Reducir las dosis o eliminar la ingesta de psicotrópicos y otros agentes que empeoran la pérdida de motivación
  • Incrementar la motivación a través de la administración de estimulantes, de efectos contrarios a la dopamina u agentes inhibidores de la colinesterasa
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3.3 (3 votes)