Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica, eccema seborreico, caspa o seborrea, es una afección en la cual aparecen descamaciones similares a la caspa, fundamentalmente, en la cabeza (cuero cabelludo) y otras partes grasas del cuerpo como oídos, algunas zonas del rostro, tórax y nalgas.

Tiene una afectación de entre el 1 y el 5% en la población en general, pero es más común en los hombres. También la prevalencia es mayor en bebés de 0 a 3 meses y en adultos de entre 30 y 60 años de edad. Tiene una elevada incidencia en pacientes con VIH positivo o SIDA, que va desde el 34% al 83% y la severidad de la afección está directamente asociada con el estadio de la enfermedad.

El tratamiento para la dermatitis seborreica incluye, generalmente, el uso de algún champú especifico a base de alguno de los siguientes principios activos: piroctona olamina, climbazol, polidocanol, antifúngicos como ketoconazol, agentes antiinflamatorios como ácido salicílico. En casos más severos puede prescribirse un antifúngico cmo metronidazol, ketoconazol o ácido azeláico para erradicar el hongo malassezia.

Pero para complementar el tratamiento médico, puede recurrirse a remedios naturales para la dermatitis seborreica, que son eficaces y fáciles.

Tratamientos naturales para la dermatitis seborreica

1 Aceites esenciales

Realizar una mezcla de aceites esenciales de lavanda, aceite de manzanilla y eucaliptus con un poco de agua y realizar masajes sobre el cuero cabelludo para aliviar la picazón y eliminar la descamación de la piel.

2 Jugo de limón

El limón tienen propiedades astringentes, además de suavizantes e hidratantes. Por lo cual es un gran aliado para el tratamiento de la dermatitis seborreica. Aplicar el zumo de limón en el último enjugue del cabello, dejar actuar algunos minutos y aclarar.

3 Vinagre de manzana

El vinagre es un producto que tiene múltiples funciones, entre ellas, aliviar la comezón de la dermatitis seborreica. Mezclar cuatro partes de agua tibia por una de vinagre de manzana y realizar masajes sobre el cuero cabelludo.

4 Infusión de romero

El romero tiene propiedades antinflamatorias, antibacterianas por lo cual es ideal para tratar esta afección. Realizar una infusión con unas hojas de romero, dejar enfriar y utilizar luego del último enjuague sobre el cuero cabelludo y cabello. El aceite esencial de romero es ideal para aplicar localmente sobre las zonas afectadas de la piel de rostro, tronco y nalgas.

5 Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de esos productos infaltables por sus grandes beneficios y propiedades desde limpiadoras, hasta curativas. En el caso de la dermatitis seborreica, mezclar un poco de agua, unas cucharadas de bicarbonato de sodio y unas gotas de aceite de oliva. La pasta obtenida debe quedar con una consistencia tal que se pueda aplicar, extender sobre el cuero cabelludo para masajear y luego dejar actuar durante unos 30 minutos. Enjuagar y lavar como de costumbre.

Puntaje: 
Sin votos aún