Insomnio

Todos alguna vez hemos sufrido de insomnio y muchas veces no sabemos el porqué de este desvelo involuntario. El sueño es fundamental para nuestra salud mental y física, es por eso que no poder dormir es un problema delicado que se debe solucionar rápidamente. Hemos catalogado los problemas comunes que nos impiden conciliar el sueño y cómo resolverlos.

1

Un ambiente desadecuado

Cuando empezamos a conciliar el sueño nuestro cuerpo se relaja pero nuestro cerebro sigue activo, es por eso que cualquier incomodidad o ruido puede dificultar nuestro sueño. En la primera fase del sueño son muy vulnerables a ruidos o movimientos extraños a nuestro alrededor, es por eso que un ambiente adecuado, alejado de ruidos, luces e incomodidades es importante para conciliar el sueño adecuadamente.

2

Fuera de nuestro horario de sueño

Todos tenemos un reloj de sueño, es decir un horario al que hemos habituado a nuestro cuerpo a dormir. Este tiempo suele ser en las horas de la noche. Si alteramos este “horario de sueño” es probable que tengamos más de un problema para dormir. Si dormimos de noche nuestros ojos reconocen la oscuridad, sin embargo si dormimos de día cuando no es nuestro horario de sueño los ojos detectarán la luz así esté cerrado y lo más seguro es que no conciliemos el sueño adecuadamente.

3

Consumo de estimulantes

El sueño tiene algunos enemigos, entre ellos está los estimulantes para evitar dormir como el café, el alcohol o algunas comidas. Por ejemplo la cafeína puede evitar el sueño durante horas, elemento que encontramos en el café o las bebidas energéticas. En el caso del alcohol puede ayudar a relajar, pero el exceso es contraproducente y hace todo lo contrario y no hace otra cosa que interrumpir el sueño. Comer muy tarde puede ser perjudicial para nuestro sueño, sobre todo alimentos que contengan tiramina (algunos quesos, vinos, tocinos, nueces etc.), elemento químico que nos puede mantener despiertos mucho tiempo.

4

El estrés

Para dormir necesitamos tener tanto la mente como el cuerpo relajado, preparado para descansar, pero si la mente está ocupada es probable que el sueño demore en llegar. Si empezamos a divagar,sentimos ansiedad o estamos dentro de un cuadro de estrés es poco probable que lleguemos a conciliar el sueño y si lo logramos será un sueño ligero que en cualquier momento lo podemos perder o tener la sensación que no hemos dormido lo suficiente.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3 (1 vote)