El sueno durante las vacaciones

Se aproxima un período en el que muchas personas se toman vacaciones, que se caracteriza por el descanso, recuperar las energías y el sueño perdido durante todo el año. Si bien es verdad que se duerme más, no se está tan pendiente del reloj, las siestas están muy presentes; lo cierto es que el sueño perdido no se recupera. Lo ideal es equilibrar las horas de descanso con las de actividad.

Recuperar el sueño perdido en las vacaciones

Las vacaciones son la zanahoria a perseguir en lo que respecta a la recuperación de horas de sueño perdidas durante el año. Se espera este periodo con ansias para dormir sin ninguna limitación. Sin embargo, el descanso perdido no puede ser recuperado y siempre debe ir acompañado de algo de actividad. Es decir alternados en una justa medida beneficiosa. Así como es importante dormir, también lo es mantenerse activos, hacer ejercicio, socializar, etc.

Las siestas puede ser tomadas en esta etapa, pero lo recomendable es que sean cortas, de entre 30 minutos y 1 hora. Ya que más tiempo, va a interferir con el descanso nocturno y a alterar el ciclo del sueño. Claro está que esto es lo ideal, lo cual no quiere decir que en alguna ocasión se trasnoche un poco más y al otro día se tome una siesta más extensa.

Problemas para conciliar el sueño durante las vacaciones

Contrariamente a lo que se mencionaba antes, también están los casos de aquellos a los que les cuesta conciliar el sueño en las vacaciones. Las causas pueden ser varias: comidas copiosas, altas temperaturas, la luz de la habitación, diferente almohada o colchón, etc.

La doctora Cristina Zunzunegui, directora del Área Clínica de Somnisa (tratamiento a distancia del insomnio con la terapia multimodal), en España, señala con respecto al colchón:

Cada uno estamos habituados a una firmeza, a un tamaño y a un material específico (látex, viscoelástica, muelles embolsados…). Nuestro cuerpo nota esos cambios, algo que puede provocar problemas a la hora de conciliar el sueño.

Y agrega sobre la presencia de luz en la habitación en las horas de descanso y la melatonina:

Esta hormona no solo nos ayuda a conciliar el sueño, sino también a mantenernos dormidos. Su secreción está favorecida por la oscuridad, de modo que, si entra luz en la habitación, disminuirá el nivel de melatonina y será más probable que nos despertemos.

Lo recomendable

Lo ideal en las vacaciones no es dormir en exceso, padecer insomnio, ni obsesionarse con los horarios. Pero sí mantener rutinas de sueño más o menos ordenadas y similares a las del resto de año. De modo de no desacomodar los ciclos del sueño, sobre todo, teniendo en cuenta la vuelta de las vacaciones.

Sobre ello Zunzunegui, señala:

...intentar mantener las rutinas de sueño. Es cierto que, durante las vacaciones, trasnochamos más y nos levantamos más tarde. A pesar de ello, es conveniente que, en la medida de lo posible, no modifiquemos demasiado nuestros horarios de sueño.

El Dr. Enzo Rivera, neurólogo de Clínica Ciudad del Mar, Viña del Mar, Chile:

En vacaciones es importante que la gente, sobre todo los niños, se acuesten a una hora razonable y seguir levantándose no más allá de las 11 de la mañana.

La neuróloga infantil de la Universidad de Valparaíso, Karina Rosso, agrega con respecto a las horas de sueño en los niños:

...durante las vacaciones, se recomienda no alterar en más de 2 horas el horario ideal. Esto depende según la edad, si el horario ideal es que se duerma a las 21 horas, durante las vacaciones, a más tardar, y siendo bastante flexible, debería estar durmiendo antes de las 23 horas.

Puntaje: 
Sin votos aún