Mujer durmiendo sobre mesa con el reloj depertador en la mano

Dormir poco conlleva varios riesgos para la salud: depresión, obesidad, mal humor, debilita el sistema inmunológico, causa problemas de memoria y concentración, entre otros. En esta vertiginosa vida moderna, lo más frecuente es que no se duerman las horas necesarias y suficientes para tener un descanso reparador. ¿Pero esas horas adeudadas de sueño, pueden ser recuperadas?

¿Qué dicen los estudios sobre la pérdida de sueño?

De acuerdo a un estudio realizado por Till Roenneberg, del Instituto de Psicología Médica de la Universidad de Múnich, titulado “Jet lag’ social: el peligro del atracón de sueño”, publicado por la revista XL Semanal:

Si, de forma persistente, los horarios no están sincronizados con nuestro reloj biológico natural, el riesgo de obesidad, hipertensión e incluso cáncer aumenta.

Nosotros pensamos que el jet lag social tiene el mismo efecto que el trabajo por turnos.

El doctor Daniel Cohen, del Brigham and Women’s Hospital, en Boston, junto con un grupo de investigadores realizaron un estudio en el que evaluaron los efectos de la pérdida de sueño. Para ello, analizaron la pérdida aguda y la crónica del sueño. Entendiendo por la primera el permanecer despierto más de 24 horas y por la segunda el dormir pocas horas diarias (entre 4 y 7). Los resultados fueron publicados en el periódico “Science Translational Medicine”. Demostraron que la mayoría de aquellos que presentaban pérdida de sueño aguda, pudo compensar las horas faltantes de sueño durmiendo 10 horas seguidas en una noche. Mientras que los que tenían pérdida crónica, presentaron deterioro en su rendimiento.

Existe evidencia que indica que las horas perdidas de sueño no pueden recuperarse durmiendo más los fines de semana. Si bien puede que el cuerpo sienta una especie de alivio reparador en un principio, ello no significa que el desajuste no haga estragos.

Según el doctor Daniel Cohen:

Sabemos que mantenerse despierto 24 horas seguidas dificulta el comportamiento a un nivel comparable al del contenido de alcohol por encima del límite legal de conducción.

Podemos creer por error que nos recuperamos rápidamente de la pérdida crónica de sueño porque dormir nos puede hacer sentir relativamente recuperados a comienzos del siguiente día.

Los datos de este experimento revelan que las personas pueden desarrollar un déficit de sueño crónico, aun aparentando recuperarse totalmente de una falta de sueño aguda. Es normal que los individuos tengan episodios relativamente largos de sueño durante el fin de semana y las vacaciones, pero cortos durante los días laborales o escolares. Bajo estas condiciones, los sujetos que sufren restricciones crónicas de sueño pueden tener una falsa sensación de recuperación de su déficit de sueño previo como resultado de rendir bien durante las primeras horas del día tras un periodo de sueño normal.

Expertos opinan sobre la recuperación del sueño perdido

Al respecto de recuperar las horas de sueño pérdidas durante la semana en el fin de semana, la directora de la Unidad de Sueño del Centro Médico Montefiore, en Nueva York, Shelby Freedman Harris, dice:

No crea que puede recuperar su sueño durante el fin de semana, porque eso no funciona así y mejor aprenda a dormir bien.

Karen Parejo, neuróloga especialista en trastornos del sueño, directora del Laboratorio del Sueño en Bogotá, Colombia afirma:

Es un mito que las personas pueden recuperar el sueño perdido. Es imposible recuperar hora a hora el tiempo que no se durmió.

Por su parte, el doctor Manuel Serrano, jefe de Psiquiatría del Hospital Chuac en Galicia, España, explica:

No dormir las horas suficientes tiene sus consecuencias. Si no lo recuperas, puedes desarrollar un cuadro de pérdida de la realidad que se parece mucho a uno psicótico, con alucinaciones, con desinhibición... e incluso un cuadro maniforme, de aumento del ánimo.

Serrano Dice que lo importante es recuperar el sueño de la fase MOR (Rapid Eyes Movement):

…no hay una ecuación de tantas horas sin dormir, tantas horas debo. Es más selectivo, porque lo que necesitas es recuperar esta fase que es más corta en tiempo, pero más profunda en hechos.

La recuperación del sueño perdido reduciría la mortalidad

Otro estudio realizado por científicos del sueño en el Instituto de Investigación del Estrés de la Universidad de Estocolmo, titulado “Sleep duration and mortality – Does weekend sleep matter?”, encontró que el sueño compensatorio tendría efectos positivos. Según éste, dormir menos de cinco horas diarias en la semana y reponer el fin de semana las horas debidas, no aumenta el riesgo de mortalidad si se compara con personas que duermen suficientes horas cada noche.

Los autores del estudio publicado en el “Journal of Sleep Research”, señalaron:

…nuestros hallazgos indican que la mortalidad se incrementa cuando tanto el sueño entre semana como el fin de semana son cortos….

Puntaje: 
Sin votos aún