Hemorroides

Según el Instituto Nacional de Diabetes, Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK) de Bethesda, USA, las hemorroides son una condición en la cual las venas del ano o del recto se presentan inflamadas; esto puede suceder tanto fuera del ano, lo que se llama hemorroides externas, como dentro del recto, lo que se denomina hemorroides internas.

Las hemorroides internas no suelen ser dolorosas pero pueden provocar sangrado, las hemorroides externas, en cambio, pueden resultar algo molestas y sangrar también en caso de contacto.

Causas

Las hemorroides son un problema bastante común para hombres y mujeres, sobre todo, a partir de los 50 años de edad.

Entre las causas más comunes de las hemorroides se encuentran:

  • Estreñimiento crónico
  • Diarrea
  • Embarazo
  • Sobrepeso
  • Pasar mucho tiempo sentado
  • Poseer una enfermedad del hígado
  • Beber alcohol en exceso

Es bastante fácil notar la presencia de hemorroides, sobre todo las externas, aunque es interesante prestar atención a sus principales síntomas:

  • Picazón o sangrado del ano
  • Ardor o dolor durante la evacuación
  • Pequeños bultos alrededor del ano
  • Fisuras anales
  • Presencia de sangre en las heces

Diagnóstico

Es necesario visitar al médico en caso de notar algunos de los síntomas anteriores, dado que el sangrado rectal o anal, puede indicar la presencia de otra enfermedad.

El diagnóstico de hemorroides consiste en la realización de diversos análisis junto al examen del ano y el recto, en busca de anormalidades.

Algunos de los estudios disponibles para estos casos son: Examen rectal digital, realizado de forma manual para detectar protuberancias en la zona; Anoscopio, se trata de un tubo hueco con luz que se utiliza para visualizar las hemorroides internas; Proctoscopio, es un instrumento útil para examinar de forma completa el recto; Sigmoidoscopia, consiste en el análisis de la zona inferior del intestino grueso o sigmoides; y Colonoscopia, se trata del análisis de todo el intestino grueso o colon.

Tratamientos

Hay muchos tratamientos disponibles para las hemorroides, sin necesidad de llegar a una cirugía, algunos de los recomendados por el Servicio de Salud de la Universidad Brown, de Providence, USA, son:

  • Consumir alimentos ricos en fibra tales como: Frutas frescas y secas, verduras hervidas o crudas (espárragos, zanahorias, maíz, repollo y brócoli), y cereales integrales (salvado, trigo y avena)
  • Beber abundante agua a diario
  • Realizar baños de asiento en agua tibia, 2 o 3 veces al día, durante 10 minutos
  • Aplicar sobre la zona compresas de agua de hamamelis
  • Evitar levantar objetos pesados
  • Hacer ejercicio a diario, al menos durante 30 minutos
  • Evitar pasar mucho tiempo sentado o parado
  • No automedicarse ni probar cremas comerciales, sino consultar al médico

En caso de que las hemorroides presenten un estado grave, será necesario para curar las hemorroides someterse a un procedimiento médico que puede utilizar entre sus métodos, el frío, el calor por electricidad o láser, la luz infrarroja, las inyecciones o finalmente la cirugía.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3.5 (4 votes)