Dolor codo
El movimiento repetitivo que se hace al jugar daña el codo

Los síndromes dolorosos del codo son muy frecuentes. En el codo se pueden apreciar movimientos de flexión y extensión y movimientos de prono-supinación de la cabeza radial sobre el cúbito (la práctica de determinados deportes produce dolor en el codo). Este último movimiento se encuentra “vigilado” por la articulación del hombro.

Por esta zona pasan vasos importantes que son la arteria humeral, la arteria radial, la arteria cubital y la arteria interósea, así como las venas correspondientes y tres nervios, el radial, el cubital y el mediano.

Algunas de las patologías más frecuentes del codo:

  • Entesopatías de tracción:
  • Son trastornos o lesiones de las uniones tendinosas a los huesos. Están producidas por gestos repetidos que provocan mínimos arrancamientos, hematomas y posteriores calcificaciones de la zona de inserción tendinosa. En el codo hay 2 tipos:

  1. Epicondilitis – Codo de tenista
  2. Se define como inflamación del epicóndilo, pero realmente no es una inflamación, sino una entesopatía originada por los tendones de la musculatura epicondílea. También puede darse por inflamación de los tendones o por bursitis epicondílea.

    En el tenis intervienen movimientos de prono-supinación, pero predominan los movimientos de supinación (mano hacia arriba).

    Diagnóstico: Mediante clínica y radiología

  • Clínica: Dolor a punta de dedo (localizado, no difuso) en el epicóndilo. Este dolor es insidioso y se irradia, no existe dolor cuando el individuo se encuentra en reposo y puede exacerbarse al dar la mano, levantar una taza o abrir una puerta
  • Radiologia: Se ha de hacer en ambos codos y en dos planos. Esta será normal, pero debe hacerse para poder descartar otras patologías

Si la epicondilitis es crónica pueden aparecer pequeñas calcificaciones, ya que los traumatismos repetidos originan microhemorragias y posteriormente microcalcificaciones.

Tratamiento:

  • Dejar de mover el brazo durante algunos días, y en casos graves se requiere la colocación de férula posterior durante 15 días en posición de supinación del antebrazo (con mano hacia arriba)
  • Para el tratamiento local se utiliza calor que provoca vasodilatación, y se consigue entre otros con ultrasonidos, láser, parafina caliente o chorro de agua caliente. También se emplean AINEs para aliviar el dolor y reducir la inflamación
  • Si la epicondilitis es provocada por un movimiento o actividad inusual (atornillar, pintar, etc.) y que no se repite con frecuencia, se va a curar en 7-12 días
  • Si el manejo inicial no es suficiente habrá que hacer un tratamiento más radical: Infiltración de corticoides y lidocaina en la interfase entre grasa subcutánea y tendón. Una, dos o tres infiltraciones suelen ser suficientes
  • El tratamiento quirúrgico es excepcional, se corta la fascia y se reinserta un poco más abajo, liberando la tensión acumulada

Diagnóstico Diferencial:

Hay que diferenciarlo de la compresión de la rama del radial que pasa por la arcada de Frohse (dolor más alto), cuyo tratamiento es quirúrgico. En caso de dudas se debe hacer electromiograma y electroneurograma.

  • Epitrocleitis – Codo de golfista
  • Está producida por la tracción repetida que ejercen los músculos epitrocleares sobre el tendón. Generalmente por movimientos repetitivos como amartillar, sacar un tornillo, impacto constante, que son movimientos donde predomina la pronación.

    Clínica:

    Dolor epitroclear insidioso a punta de dedo que puede irradiarse.

    Radiologia:

    Será normal o presentará cierto grado de calcificación.

    Tratamiento:

    El mismo de la epicondilitis.

    Diagnóstico diferencial:

    Compresión del nervio cubital, cuyo tratamiento es quirúrgico. En caso de dudas se hará electromiograma y electroneurograma.

    Puntaje: 
    Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)