medidor de diabetes

La diabetes es una enfermedad que, al igual que la obesidad e hipertensión, antes estaban asociadas exclusivamente al mundo adulto. Sin embargo, en los últimos años debido a la mala alimentación y sedentarismo, comenzaron a manifestarse también en la infancia y la adolescencia.

Existen estudios realizados que sugieren una mayor vulnerabilidad de los colectivos LGBT a tener conductas de riesgo. El Centro de Control de Enfermedades y Prevención (CDC) de Estados Unidos, realizó un estudio en el que halló que los adolescentes no heterosexuales, son más propensos a fumar y beber que los heterosexuales.

Al respecto la líder del estudio de la División de la Salud Juvenil y Escolar de los CDC Laura Kann, señaló:

Muchas conductas de riesgo están relacionadas por cómo esa persona se siente en el ambiente en el que está.

También se ha señalado un mayor riesgo de esta comunidad al suicidio. Siendo este tema una gran preocupación de las autoridades en lo que refiere a la adolescencia en general, ya que es una población de riesgo.

Mayor riesgo de diabetes en los adolescentes LGBT

Un estudio reciente llamado “Risk factors for diabetes are higher among non‐heterosexual US high‐school students”, publicado en julio de 2018 en la revista “Pediatric Diabetes” encontró que los adolescentes identificados dentro de la comunidad LGBT presentaron las tasas más altas de sedentarismo y obesidad. Según el mismo, por esas razones pueden estar en mayor riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo 2 en comparación con los heterosexuales.

Lauren Beach, autora del estudio y miembro del Instituto de Salud y Bienestar de Minorías Sexuales y de Género de la Universidad de Northwestern, Estados Unidos, dijo al respecto:

Los jóvenes lesbianas, gays, bisexuales y en cuestionamiento pueden no solo estar en riesgo de tener una peor salud mental sino también peores resultados de salud física en comparación con los jóvenes heterosexuales.

Para el estudio tomaron una muestra de 350 mil estudiantes de entre 14 y 18 años que respondieron a una encuesta entre 2009 y 2015.

La líder del estudio Lauren Beach señaló que un factor a considerar como causa de ese sedentarismo y obesidad, es la reclusión frente a las pantallas (televisión, videojuegos, redes sociales) como forma de evadir el estrés diario al que son sometidas las minorías de esta comunidad.

Beach explicó:

El riesgo elevado de diabetes entre jóvenes de minorías sexuales y jóvenes con dudas sobre su orientación sexual es una gran preocupación. Los jóvenes pertenecientes a minorías sexuales ya enfrentan disparidades de salud únicas que pueden agravar los factores de riesgo de diabetes y representar un riesgo adicional significativo para la salud en una población ya vulnerable.

Investigaciones anteriores han demostrado que la imagen corporal y los estándares de belleza pueden ser diferentes entre los LGBQ en comparación con las poblaciones heterosexuales.

Sabemos muy poco sobre el entorno físico de los jóvenes LGBQ. ¿Es menos probable que estos jóvenes vivan en áreas seguras para que estén activos? Simplemente no lo sabemos.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)