Diabulimia

Este nuevo trastorno alimenticio que afecta a los enfermos de diabetes tipo 1 y al igual que sucede con otros tipos de trastornos como por ejemplo la bulimia, tiene una incidencia mayor entre las adolescentes.

Consideraciones generales sobre la diabetes tipo 1

Las pacientes con diabetes tipo 1 son insulinodependientes, lo cual quiere decir que deben inyectarse insulina diariamente para disminuir los niveles del azúcar en la sangre y así evitar las posibles complicaciones asociadas con esta enfermedad. Además deben realizar actividad física y cuidar muy estrictamente su alimentación (comer todos los días a igual hora y los mismos tipos de alimentos, etc).

La diabetes tipo 1 es menos habitual que la diabetes tipo 2, pero es más frecuente en jóvenes. Según la National Diabetes Statistics, en 2011 se registraron 15.600 casos nuevos de diabetes tipo 1 en la franja etárea entre 6 y 24 años, contra 3.600 de diabetes tipo 2.

¿Por qué dejan la insulina?

Uno de los síntomas de la diabetes tipo 1 es la pérdida, cosa que deja de suceder cuando se comienza el tratamiento con la insulina. Ya que suele ganarse y superarse rápidamente el peso perdido. Esto obviamente, a muchas mujeres, especialmente a las adolescentes, genera gran insatisfacción. Entonces deciden dejar de inyectarse la insulina a fin de bajar de peso y volver a verse delgadas como antes del tratamiento. Pero lo que las jovencitas omiten, es el importante riesgo que conlleva para su salud el abandonar la insulina en su condición.

Más datos sobre este trastorno

Aún no hay datos ni cifras oficiales con respecto a este nuevo trastorno, que permitan conocer la magnitud real de esta situación. Sin embargo, el grupo de apoyo Diabulimia Helpline (una línea telefónica de apoyo las 24 horas en para personas con este problema), asegura que las mujeres con diabetes tipo 1 son 3 veces más propensas a sufrir este trastorno y que el 40% de las mujeres con diabetes tipo 1 entre 15 y 30 años omiten la insulina o la manipulan a su conveniencia a fin de perder o poder controlar mejor su peso.

Generalmente según los expertos, conjuntamente con el abandono de la insulina para estar más delgadas, las jovencitas comienzan a manifestar conductas anoréxicas que incluyen el dejar de comer, o comer lo mínimo. Estas dos cosas juntas, falta de insulina y de comida, se transforman en un combo que puede llegar a ser mortal.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)