Lesiones en el cuello

Las lesiones más frecuentes del cuello se producen durante el deporte, algunos tipos de trabajos, tareas del hogar o actividades recreativas.

El dolor en el cuello, suele sentirse como un dolor intenso, rigidez que puede irradiarse a los hombros, la parte de arriba de la espalda y los brazos e incluso producir dolor de cabeza. El movimiento del cuello podría verse limitado como consecuencia del dolor.

El dolor del cuello podría ser consecuencia de una lesión en:

  • Las articulaciones de la columna cervical
  • Los músculos y ligamentos del cuello
  • Los discos que separan las vértebras cervicales y amortiguan el impacto durante el movimiento

Las actividades que pueden causar dolor en el cuello son:

El dolor en el cuello puede ser consecuencia de una inflamación de las articulaciones, un espasmo o una distensión de los músculos. Las actividad que con mayor frecuencia producen lesiones de cuello son:

  • Mantener la cabeza en una mala postura (posición extraña o encorvada) para trabajar, mirar televisión o realizar algún otro tipo de actividad por el estilo
  • Mantener la postura del pensador (con la frente apoyada sobre el puño) durante mucho tiempo
  • Dormir con la cabeza en malas posiciones (con almohadas altas, muy bajas, con el cuello torcido, boca abajo, etc.)
  • Practicar ejercicios en los que se involucra la parte superior del cuerpo y los brazos
  • Estrés: La tensión propia del estrés hace que los músculos que van desde la cabeza hasta los hombros se tensen y duelan

Lesiones agudas del cuello:

Las lesiones leves pueden ser consecuencia de caídas, tropezones o giros bruscos o excesivos. En tanto las graves son generalmente el resultado de un latigazo cervical durante una caída desde una gran altura, un accidente de automóvil, lesiones durante el deporte, etc.

Las lesiones agudas abarcan:

  • Lesión en los ligamentos o los músculos del cuello
  • Desgarramiento de un disco
  • Fractura o dislocación de la columna vertebral

Afecciones que pueden causar dolores en el cuello

  • La artritis o daño en los discos del cuello puede provocar compresión de algún nervio. Como consecuencia de esto se produce dolor, en general, de una lado del cuello y brazo que está siendo afectado, También puede manifestarse hormigueo, entumecimiento o debilidad en el brazo comprometido
  • La gripe puede causar rigidez en todo el cuerpo y también en el cuello con algo de dolor
  • El estrés y las tensiones pueden tensar los músculos del cuello y la espalda provocando dolor en la cabeza, cuello y espalda
  • La meningitis produce síntomas que incluyen dolor de cabeza y cuello, además de rigidez y tensión que pueden dificultar tocar el pecho con el mentón
  • Un ataque cardíaco puede causar dolor en el cuello y el pecho
  • La tortícolis es provocada por una contracción grave de los músculos de un lado del cuello, que hace que la cabeza se incline más para un lado. La mejilla se tuerce hacia el lado contrario de la lesión. Puede ser congénita o como consecuencia de una enfermedad o lesión y es muy dolorosa
Puntaje: 
Sin votos aún