La miel
La miel posee múltiples beneficios

La miel es una sustancia elaborada por las abejas en base al néctar y las secreciones de las plantas, cuya definición formal, según el Código de Normas Alimentarias es: “El néctar y las exudaciones de las plantas, modificados y almacenados por las abejas”.

La composición básica de la miel, más allá de sus condiciones de almacenamiento, es:

  • Fructosa
  • Glucosa
  • Sacarosa
  • Otros disacáridos y oligosacáridos
  • Y en menor medida: Proteínas, enzimas, aminoácidos y minerales

Por esta rica composición y gracias a los beneficios de la miel, fue usada desde la antigüedad por los griegos y sumerios, como una medicina alternativa, útil para el tratamiento de fiebres altas, dolores, heridas, problemas gástricos y de la vista, como sedante, antiséptico y expectorante. Incluso estudios actuales realizados sobre humanos y animales, registrados por la Oficina de Medicinas Complementarias, perteneciente a la Administración de Productos Terapéuticos (TGA) del Gobierno Australiano, confirman las múltiples propiedades de este dulce néctar.

Propiedades de la miel para curar distintas afecciones

  • Heridas
  • Se realizó un estudio de casos sobre 100 pacientes con quemaduras en su piel, a la mitad del grupo se le aplicó sulfadiazina de plata y una gasa estéril sobre su herida; a la otra mitad del grupo se le aplicó miel y una gasa estéril sobre su herida.
    Entre los pacientes tratados con miel, apareció tejido sano a los 7 días; entre los pacientes tratados con sulfadiazina de plata, el tejido sano apareció a los 13 días.
    Es necesario continuar con estudios al respecto, aunque se puede observar que la miel fue utilizada para curar las heridas con gran éxito.

  • Gastroenteritis
  • Se realizó un estudio sobre un grupo de 150 niños con gastroenteritis, la mitad del grupo recibió una mezcla de rehidratación oral (glucosa, sodio, potasio, cloro) y la otra mitad, recibió miel. Como resultado se pudo observarse que el grupo de niños tratados con miel, se recuperó en un período de tiempo más corto.

  • Úlceras gástricas
  • Diversos estudios realizados sobre animales han demostrado que la miel es capaz de reducir la secreción de ácido gástrico. De 600 pacientes con úlcera gástrica, que consumieron miel como suplemento dietético, el 80% se recuperó.

  • Conjuntivitis
  • Se realizó un tratamiento sobre diversos pacientes con conjuntivitis, aplicando miel directamente sobre la zona afectada, 2 o 3 veces al día. Todos los pacientes mostraron mejoras, aunque es necesario continuar con más estudios en este campo.

  • Efectos adversos
  • Como resultado de los diferentes estudios realizados, sólo unos pocos pacientes manifestaron sentir ardor por la aplicación de miel sobre su piel.

    Conforme a un estudio realizado sobre un grupo de 170 personas, el 2,3% presentó alergias a la miel, producto de las proteínas secretadas por las abejas y de las proteínas derivadas del polen.

    Conclusiones

    Sin duda que la miel, no es sólo un alimento agradable y nutritivo, sino que presenta interesantes beneficios para la salud.

    La misma puede ser consumida a diario, sin mostrar ningún perjuicio para su salud, a menos que usted tenga alergia a alguno de sus componentes.

    En caso de desear utilizarla para un tratamiento específico, consulte antes a su médico.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 2 (1 vote)