Alimentos orgánicos
Alimentos orgánicos
usda.gov

Nuevos comienzos, tiempo de ruptura con lo establecido, con lo conocido; aquello que las sociedades explotaron hasta la saciedad que, ahora simplemente no da más. Todo se transforma, todo avanza, todo cambia; economía, política, sociedad, educación y sí, también la alimentación. Los alimentos del futuro, un futuro que hay que comenzar a construir ahora, se cultivan de forma orgánica… ¿es por moda? No, por muy inusual que resulte, el cultivo orgánico es una arista más en el cambio climático y es imprescindible para el cuidado del planeta, la salud, la economía y el nuevo modelo productivo.

La alimentación orgánica se presenta como paliativo de uno de los grandes enemigos de las sociedades. Una pandemia que se extiende sin control y que, de acuerdo a los estudios realizados, en los próximos diez años podría afectar a más del 60% de la población estadounidense entre diez y veinte años: La obesidad.

Expertos científicos, endócrinos y biólogos de la Universidad de Emory en Estados Unidos, han estudiado la obesidad infantil a través de análisis de orina de niños y jóvenes entre 2 y 25 años que fueron alimentados con productos cultivados de forma orgánica.

Los resultados mostraron una carencia total de restos de Clorpirifor y Maltión, ambas sustancias nocivas y venenosas para nuestro organismo que se encuentran en la composición de los pesticidas más utilizados y que habitualmente, se encuentran en un organismo alimentado de forma tradicional.

El estudio se completó con un periodo adicional en el que los mismos niños analizados se sometieron a un plan de alimentación tradicional comprobando que, prácticamente de forma inmediata, los análisis mostraron restos de los venenos en el organismo.

Una nueva razón para optar por la alimentación orgánica, una peculiar pero nada casual conexión entre la obesidad, deterioro del organismo, y el cambio climático, deterioro del planeta y, ambos actuando en forma de expansión virulenta.

En Gran Bretaña recientemente se estableció un debate entre personalidades de la educación, empresarios y científicos pro acción social, comparando alimentos de primera necesidad, carnes, lácteos y derivados entre 1930 y 2002 y, el resultado no dejó indiferente a nadie. La concentración mineral de los alimentos generados por métodos artificiales de agricultura descendía un 70% en ese intervalo de años.

La Comisión de Alimentación en Estados Unidos informó que los descensos muestran una clara pérdida de propiedades alimenticias, hecho que no sucede con los alimentos de cultivo orgánico:

  • Los lácteos pierden magnesio en un porcentaje superior al 70%
  • Las carnes pierde un 55% de Mg
  • El pollo perdía más de un 21% de calcio y un 70% de hierro
  • La leche reduce sus niveles de hierro en un 25%
  • El porcentaje de cobre en las carnes se reduce a 0
  • Mientras que en los lácteos la reducción era del 90% de Cu

Frutas y verduras de cultivo orgánico incrementan su nivel de antioxidantes actuando como preventivos de la mutación celular y por lo tanto, previniendo el desarrollo de diagnósticos cancerígenos.

¿Por qué la alimentación orgánica tiene tantas propiedades almacenadas?

Las plantas de cultivo orgánico tienen que desarrollar propiedades adicionales para subsistir y librarse de las plagas de los insectos.

Mayores minerales y aportes vitamínicos

La Asociación Británica del Suelo realizó, con la ayuda de más de cuatrocientos científicos un estudio en 2001 donde los datos arrojaron una mayor cantidad de vitaminas y minerales en los alimentos de cultivo orgánico y estos datos se complementaron con otro estudio realizado por la Britain’s Soil Association, que a través de más de 400 estudios nutricionales llegaron a la misma conclusión.

Si bien los alimentos orgánicos pueden presentar una menor calidad a nivel nutricional (en cuanto a macronutrientes se refiere), lo cierto es que son auténticos elementos de prevención de prácticamente todas las enfermedades degenerativas y con resultado de muestre de la sociedad del siglo XXI. Cáncer, diabetes, enfermedades de la tiroides, etc. Los riesgos de desarrollar enfermedades autoinmunes descienden drásticamente gracias a la alimentación orgánica.

Aquello con lo que no pudo el sistema inmunológico

Ciertamente ha sido una batalla perdida por nuestro organismo, una máquina perfecta en la que cada órgano y sistema actúan en perfecta coordinación que no pudo con los daños producidos por la mutación celular y, por ende, no ha podido defenderse por si mismo del cáncer.

Recomendaciones de la OMS

La buena salud radica en una alimentación sana complementada con un adecuado plan de actividad física, ya que son las variables con mayor peso específico en la prevención del desarrollo de enfermedades autoinmunes que provocan el deterioro físico hasta la muerte.

En sus recomendaciones recientes, la Organización Mundial de la Salud, informó que los animales criados con alimentación orgánica carente de productos químicos ejercían una gran influencia sobre nuestro organismo y su bienestar general.

Nocivo para el organismo y… muy malo para el planeta

Y, no es solo que la alimentación tradicional y los cultivos basados en el uso de pesticidas y compuestos químicos incrementen la probabilidad de ser obesos o desarrollar enfermedades para las que aún no se tiene cura, sino también que este tipo de agricultura es muy agresiva con el medio ambiente y contribuye de forma muy negativa con la aceleración del cambio climático y la transformación y mutación de virus que generan pandemias mundiales que actúan como controladores demográficos por extinción.

Obesidad y desarrollo de enfermedades: Los datos

En Estados Unidos los niños entre 6 y 12 años con sobrepeso, pasaron del 7% en la década de los 80 a un 20% en 2005.

Se han multiplicado por tres las cifras de obesos ente 10 y 20 años y el 70% de niños con riesgo de desarrollar a futuro enfermedades relacionadas con la degradación progresiva del organismo, diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, alteraciones de la tiroides y, generación de tumores en todas sus variedades.

Economía y productividad

Y si la salud y el mantenimiento de nuestro organismo en condiciones óptimas es relevante, la alimentación orgánica adquiere un papel absolutamente determinante en las economías, disminuir el número de personas que muere por enfermedades degenerativas, supondría una reducción del gasto de los gobiernos en sanidad y se lograría un incremento total de la productividad al minimizar los impactos del absentismo escolar y laboral

Cambio de hábitos

Ciertamente, la alimentación orgánica ayuda al fortalecimiento del sistema inmunológico. Productos ecológicos que requieren un cambio de hábitos alimenticios en nuestra dieta. Hay que prepararse para el cambio, un cambio que afecta a todas las aristas de una especie y un planeta que caminan de la mano hacia la extinción, si no se acometen las medidas correctoras de esa situación a la brevedad.

Necesitamos por lo tanto elaborar comidas con base orgánica, eliminando de nuestra dieta la comida preparada, los productos químicos y la denominada Fast food que, de acuerdo a la revista internacional de la obesidad, es responsable que las proyecciones que anticipan que, en 2010, la mitad de los niños de Estados Unidos serán obesos.

Productores y consumidores

Si usted es productor de alimentación con base orgánica debe perseverar, estudiar, establecer estrategias e incrementar la calidad de sus cultivos. Y, debe saber que la constancia está dando sus frutos. Numerosos estudios muestran datos de porcentajes cada vez mayores de personas que están realizando una migración de su alimentación tradicional a la alimentación orgánica.

Como consumidores debemos tener presente que la alimentación orgánica es, haciendo un símil financiero, una inversión a largo plazo. Cuanto más constante se sea, más paciente y más perseverante, mayores serán los rendimientos que obtenga a largo plazo. Un cuerpo sano y un planeta fértil… Sin duda, es un paso importante para un nuevo comienzo.

Puntaje: 
Sin votos aún