Alergia a los aretes
Alergia a los aretes

La alergia al níquel corresponde a una dermatitis por contacto (inflamación local de la piel, enrojecimiento de la misma). Es un tipo de alergia bastante común, ya que este tipo de metal es muy utilizado en diversos utensilios que se usan cotidianamente y es uno de los principales irritantes de la piel.

Las mujeres son las más afectadas, ya que son las que están más expuestas a accesorios que contengan este metal. Según información de la Clínica Mayo, afecta a 1 de cada 10 mujeres y a 1 de cada 50 hombres.

Objetos que contienen níquel:

  • Monedas
  • Botones
  • Bisutería
  • Teléfonos inteligentes
  • Relojes
  • Hebillas de cinturón
  • Cierres
  • Gafas
  • Prótesis dentales
  • Cubiertos

Síntomas

Los síntomas suelen aparecer con retrazo, aproximadamente, 12 horas después de que la piel entra en contacto con el níquel. Son variados y casi siempre ocurren en el lugar donde se produce el contacto con el alergeno.

En general comienzan con un enrojecimiento, inflamación, ampollas de agua y picazón localizada que puede ir de leve a intensa. Con el tiempo y el contacto prolongado, las zonas con dermatitis pueden volverse rugosas, secas, engrosarse la piel, aparecer una costra amarillenta que se descama y hasta puede llegar a fisurarse.

Diagnóstico

Para el diagnóstico de alergia al níquel, los pacientes son sometidos a un examen llamado Patchtest que consiste en colocar 20 parches con 23 alergenos distintos en la espalda. Si la persona es alérgica a alguno de ellos, entonces la zona se enrojecerá.

Tratamiento

Una vez que la dermatitis por contacto al níquel es diagnosticada, el médico informará al paciente cuáles son los elementos con los que debe evitar entrar en contacto para prevenir esta reacción alérgica. También dependiendo de la sensibilidad del mismo, sugerirá una dieta baja en níquel obviando aquellos alimentos que tienen un contenido elevado de níquel: Tomates, arenques, choclo, porotos verdes, espinacas, ostras, espárragos, chocolate, etc.

Además puede indicarse algún antialérgico de uso oral (con o sin corticoide) para evitar la picazón y puede complementarse con alguna crema antiinflamatoria con antihistamínicos de uso local para humectar la zona afectada.

Desde el año 2000 en Europa se ha limitado la cantidad de níquel que pueden contener los objetos a ½ microgramo de níquel por centímetro cuadrado, con lo que disminuyó la frecuencia de la alergia a este metal en dicho continente.

Puntaje: 
Sin votos aún