Paralisis del sueño

La parálisis del sueño es un trastorno del sueño, que ocurre en la transición sueño – vigilia. Según explica Reyes Haro, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS), es la expresión simultánea de los estados opuestos: sueño – vigilia. La persona despierta de forma brusca siendo muy consciente de lo que ocurre alrededor y de sus pensamientos, pero es incapaz de moverse.

Chris French, director de la Unidad de Investigación de Psicología Anomalística de la Universidad Goldsmiths de Londres, explica:

En su forma básica, la parálisis del sueño ciertamente es muy común. Estás medio dormido y medio despierto y te das cuenta de que no te puedes mover. Típicamente dura unos segundos. Es desconcertante, pero no es grave.

Se estima que la mitad de las personas experimentó parálisis del sueño en algún momento de su vida, siendo un trastorno bastante frecuente que afecta indistintamente tanto a hombres como mujeres de cualquier edad.

Síntomas

  • Incremento de la frecuencia cardíaca.
  • Pérdida de la temperatura corporal.
  • Aceleración de la respiración.
  • Sensación de presión en el pecho.
  • Miedo intenso.
  • Alucinaciones visuales y/o auditivas.

Chris French, dice sobre las alucinaciones:

…sensación muy fuerte de que hay una presencia, algo en la habitación contigo... así no lo puedas ver u oír, está ahí, y no tiene buenas intenciones: quiere hacerte daño.

A veces puedes ver y oír a esa presencia. Es una experiencia alucinatoria.

El neuropsicólogo clínico Paul Broks, agrega:

…la gente dice es que los monstruos parecen conscientes, que su mirada revela que saben precisamente qué están haciendo.

Para quien sufre de parálisis del sueño, tienen todas las características que asociamos con criaturas reales. En ese sentido son indistinguibles de la realidad.

Causas

Chris French, explica:

En términos generales sabemos qué lo causa: en una noche normal de sueño uno pasa por ciclos de 90 minutos, en los que pasas de un estadio a otro. Tu ritmo cardíaco y respiratorio, las ondas cerebrales van cambiando.

Pasas por eso hasta que entras en el sueño MOR (sueño de movimientos oculares rápidos). Esa es la fase asociada con sueños vívidos. En ese estadio, los músculos de tu cuerpo están paralizados, presuntamente para evitar que realices las acciones de tus sueños.

Pero en un episodio de parálisis del sueño, algo sale mal. En palabras sencillas: tu cerebro se despierta, pero tu cuerpo no.

Factores de riesgo

  • Malos hábitos de sueño.
  • Traumas.
  • Abuso sexual.
  • Exigencias de la vida moderna.
  • Desvelos, insomnio.
  • Trabajar por turnos.

Reyes Haro, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS), agrega sobre los factores de riesgo:

Las personas más proclives a la ansiedad y a la depresión tienen una mayor probabilidad.

...el consumo de sustancias también incide en la aparición del trastorno.

…cafeína o alcohol, estos factores también inciden en la presencia de la parálisis de sueño.

Prevención

Lo principal es evitar los factores de riesgo y favorecer buenos hábitos de sueño. Sin embargo, si la parálisis del sueño ocurre igual, es importante tener en cuenta que los únicos músculos que se pueden mover en este caso, son los oculares y respiratorios, teniendo ello en cuenta, Haro recomienda:

...apretar los ojos, buscar moverlos en ese estado de conciencia para así activar el resto de la musculatura.