Pólipos nasales

Los pólipos nasales son tejido inflamado que recubren la nariz o lo senos paranasales. Son muy frecuentes, son más comunes en hombres que en mujeres y entre los 20 y los 40 años.

Causas y factores de riesgo:

La causa exacta de los pólipos nasales se desconoce, pero se sabe que hay factores de riesgo que pueden influir en su desarrollo como las inflamaciones crónicas de la mucosa, los problemas mecánicos como el incremento de los líquidos de los tejidos, las alteraciones de los vasos sanguíneos, las alteraciones en el desarrollo de la cavidad nasal causando presiones negativas y el componente alérgico.

Los pólipos nasales pueden aparecer aisladamente o asociados con otras enfermedades como ser:

  • Asma
  • Fibrosis quística
  • Sensibilidad al ácido acetilsalicílico
  • Infecciones sinusales crónicas
  • Rinitis alérgica
  • Enfermedad de Kartagener
  • Enfermedades de las vías respiratorias

Síntomas

Las personas con pólipos nasales se quejan frecuentemente de tener resfriado durante meses o años.

Los síntomas incluyen:

  • Obstrucción nasal
  • Rinorrea
  • Respiración bucal
  • Pérdida del sentido del olfato
  • Dolor o cefaleas (cuando hay infección sinusal)

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en primera instancia por la pérdida del olfato y la obstrucción nasal. Posteriormente se explora el interior de la nariz con un rinoscopio que deja ver las estructuras internas a través del orificio nasal.

También pueden realizarse los siguientes estudios:

  • Tomografía axial computerizada: Imágenes radiológicas que permiten ver el tamaño de los pólipos, etc
  • Cepillado de la mucosa para obtener células y analizarlas o realizar una biopsia

Con estos dos estudios se puede llegar a la causa de los pólipos.

Tratamiento

Cuando los pólipos son pequeños, el tratamiento puede incluir corticoides de manera local que pueden llegar a reducir su tamaño.

También pueden tratarse con antihistamínicos y antibióticos.

En la mayoría de los casos el tratamiento debe incluir medicación y cirugía.

La cirugía debe realizarse en los siguientes casos:

  • Cuando hay obstrucción nasal total de uno de los dos orificios nasales
  • Cuando el paciente no mejora con tratamientos repetidos de corticoides o cuando estos tratamientos están contraindicados (diabetes, glaucoma, hipertensión arterial, tuberculosis)
  • Cuando exista una infección perseverante

Pronóstico

La extirpación de los pólipos con cirugía con frecuencia facilita la respiración por la nariz. Sin embargo, generalmente los pólipos retornan. La disminución o pérdida del sentido del olfato no siempre mejora luego de la cirugía o del tratamiento.

Complicaciones

  • Infección
  • Sangrado
  • Reaparición de los pólipos
Puntaje: 
Sin votos aún