Oxigena las células de tu cuerpo para sentirte más joven

El cuerpo humano es bastante complejo y a cada quién le puede funcionar de manera distinta, sin embargo, existe una afirmación que no deja de ser real en cualquier persona y es que somos lo que comemos.

Para lograr mantener un régimen alimenticio sano es importante tomar en cuenta que gran parte del buen funcionamiento del organismo se debe al equilibrio entre el porcentaje ácido y el porcentaje alcalino que contenga.

El nivel alcalino tiene que ver con el Ph contenido en las células del cuerpo humano, importantísimo para oxigenarlas, además, está relacionado con la sangre y también con la flora intestinal.

Es importante comprender que el estado de las células tiene que ver con el envejecimiento del cuerpo en general. Y sí se oxigenan de manera óptima, el cuerpo lo agradecerá con cambios perceptibles, incluyendo la desaparición del envejecimiento prematuro que es uno de los beneficios de oxigenar las células.

Cómo oxigenar las células del cuerpo

Todas las células del cuerpo humano necesitan mantenimiento, tal como les sucede a las partes de un automóvil cada cierto tiempo. Con la diferencia de que el mantenimiento debe ser constante con la oxigenación, entendiendo la importancia de una alimentación sana y sin hábitos dañinos.

Todo esto para asegurar el perfecto funcionamiento de los procesos del organismo como el circulatorio, respiratorio y digestivo.

Comer balanceadamente

El organismo se alimenta no solo a través de la comida, sino también cuando se respira y cuando se hidrata. Comprendiendo esto, es de mayor relevancia asegurar que el cuerpo reciba una alimentación de calidad.

Por el lado de las comidas, estas deben contener las porciones necesarias de nutrientes indispensables para el organismo con productos de calidad, teniendo gran consideración a su frescura.

Además, en el ámbito respiratorio, el oxígeno que el cuerpo recibe siempre debe cuidarse de estar libre de químicos dañinos. Esto tiene que ver con adicciones al tabaco y demás estupefacientes.

Para concluir, la hidratación es un factor clave para la oxigenación de las células. Pues es importante comprender que ingerir las cantidades necesarias de agua diariamente (8 vasos aproximadamente) debe convertirse en un hábito saludable para todos.