Hiperventilación

Se trata de una respiración rápida o profunda que puede presentarse cuando la persona está ansiosa o en pánico y puede dejarla sin aliento.

La respiración excesiva causa bajos niveles de dióxido de carbono en la sangre, lo que produce muchos de los síntomas de la hiperventilación.

Las causas más comunes de hiperventilación son ataque de pánico o ansiedad, sin embargo, la respiración rápida puede ser consecuencia de alguna enfermedad como:

  • Infección
  • Trastorno pulmonar o cardíaco
  • Sangrado

La respiración rápida puede ser considerada una emergencia médica.

Con frecuencia el pánico y la hiperventilación se transforman en un círculo vicioso; el pánico lleva a la respiración rápida y viceversa.

El experimentar hiperrespiración frecuente, puede indicar síndrome de hiperventilación cuyo desencadenante son emociones como el estrés, la ira, la ansiedad o la depresión. La hiperventilación ocasional causada por pánico, en general se asocia con un miedo o fobia específica como ser claustrofobia, miedo a las alturas, etc.

Una persona con síndrome de hiperventilación puede no ser conciente de que su respiración es demasiado rápida. Pero puede tener conciencia de otros síntomas como ser:

  • Distensión abdominal
  • Confusión
  • Resequedad de la boca
  • Espasmos musculares en las manos y los pies
  • Palpitaciones
  • Trastornos del sueño
  • Eructos
  • Dolor torácico
  • Vértigo
  • Mareos
  • Entumecimiento y hormigueo en los brazos o alrededor de la boca
  • Dificultad respiratoria
  • Debilidad

Causas

Cuidados en el hogar

Cuando la hiperventilación es consecuencia de estrés, ansiedad o pánico, pueden tomarse medidas en el hogar para evitar y prevenir ataques futuros.

Cuando se comienza a experimentar la hiperventilación, hay que elevar los niveles de dióxido de carbono en la sangre, con lo que se terminan la mayoría de los síntomas. Entre las formas de hacerlo están:

  • Tranquilizar a la persona para que se relaje y respire más lentamente. La ayuda con palabras como: lo estás haciendo bien pueden ser de mucha utilidad. Es importante permanecer calmado para poder calmar al otro y transmitirle esa calma. Hablar con una voz suave y un tono de voz relajado
  • Para aumentar el nivel de dióxido de carbono, hay que tomar menos oxígeno. Para ello hay que respirar con los labios fruncidos

A largo plazo pueden tomarse las siguientes medidas para la hiperventilación:

  • Aprender ejercicios respiratorios que ayuden a relajarse y realizar una respiración diafragmática y abdominal, en ves de una torácica
  • En caso de diagnóstico de ansiedad o pánico, la ayuda psicológica o psiquiátrica puede ayudar
  • Realizar actividad física de forma regular
  • Practicar técnicas de relajación de manera regular como meditación, yoga u otras

¿En qué casos llamar al médico?

  • Hay dolor, fiebre o sangrado
  • Se experimenta la respiración rápida por primera vez
  • La hiperventilación continua o empeora aún con el tratamiento en el hogar
  • Hay otros síntomas
Puntaje: 
Sin votos aún