La grasa abdominal es un factor de riesgo en la mujer

Durante mucho tiempo se pensó que el exceso de peso en las mujeres disminuía el riesgo de desarrollar osteoporosis, ya que la grasa la protegía de la pérdida ósea. Sin embargo, un estudio efectuado por el Hospital General de Massachusetts y la Harvard Medical School en Boston presentado en la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA), señala que el exceso de grasa abdominal lejos de tener algún efecto benéfico sobre los huesos los perjudica, incrementando en la mujer el riesgo de desarrollar osteoporosis

Dicho estudio fue realizado en 50 mujeres en la premenopausia (época donde son más propensas a la osteoporosis debido a la reducción de estrógenos) y los resultados arrojaron que en aquellas que había mayor cantidad de grasa abdominal, existía un mayor riesgo de densidad ósea menor, lo que a la larga podía traer como consecuencia osteoporosis.

El promedio de índice de masa corporal (IMC) de las mujeres estudiadas fue de 30, lo normal es entre 18,5 y 24,9, entre 25 y 29,9 es considerado como sobrepeso y 30 o mayor, obesidad.

Para la investigación estas mujeres fueron sometidas a un procedimiento de diagnóstico denominado IRM, que mide los depósitos de grasa inclusive los de la médula ósea.

Las mujeres que tenían mayores porcentajes de grasa visceral (grasa intra-abdominal, la grasa abdominal profunda, que es sumamente peligrosa, ya que libera ácidos grasos, hormonas y otras sustancias que afectan al páncreas, al corazón, incrementando el riesgo cardíaco y muy posiblemente a los huesos) en la zona abdominal, eran más propensas a tener baja densidad mineral ósea. Además se halló una relación directa entre la grasa intra-abdominal y los altos niveles de grasa encontrados en la médula ósea. Y según Miriam A. Bredella, radióloga del Hospital General de Massachusetts y profesora asistente de Radiología en Harvard Medical School en Boston, grandes depósitos de grasa localizados allí, debilitan el hueso.

Según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS) cerca de 10 millones de estadounidenses, en su mayoría mujeres, padecen osteoporosis y 34 millones baja densidad mineral ósea, lo que aumenta el riesgo de que desarrollen osteoporosis.

Entre los factores de riesgo de la osteoporosis están: la carencia de estrógenos, la falta de calcio, una dieta pobre en vitamina D, el sedentarismo, fumar, beber alcohol, entre los principales, a los que se debe sumar según esta investigación, el exceso de grasa abdominal.

Es así que tener un peso saludable es importante no sólo para prevenir y controlar enfermedades típicamente relacionadas con el sobrepeso y la obesidad como ser la diabetes, las enfermedades cardíacas, el colesterol elevado, etc., sino también para disminuir las probabilidades de padecer osteoporosis.

En este sentido es preciso realizar cambios en los hábitos de vida, como ser optar por uno más saludable, que incluya una alimentación balanceada y equilibrada, practicar actividad física regularmente y evitar fumar y beber alcohol.

Puntaje: 
Sin votos aún