El consumo moderado de alcohol podría reducir el riesgo de demencia

Hay estudios que indican que el consumo moderado de alcohol reduciría el riesgo de algunos tipos de demencia, aunque también hay datos que asocian el consumo en exceso con el desarrollo de la enfermedad.

Estudio alemán

Según un estudio alemán publicado en la revista Age and Ageing, beber alcohol moderadamente podría proteger contra la demencia. Un grupo de investigadores realizó un seguimiento a más de 3.000 alemanes de más de 75 años durante 3 años, encontrando que en aquellos que consumieron entre dos y tres bebidas al día, se redujo hasta en un 60% el riesgo de demencia.

Durante los 3 años de seguimiento se diagnosticaron 217 casos de demencia, entre los que estaban 111 de Alzheimer. Los que consumieron alcohol, presentaron un 29% menos de probabilidades de demencia comparándolos con los que se abstuvieron de hacerlo.

Centrándose específicamente en la información acerca del Alzheimer, los investigadores hallaron que los participantes que consumieron alcohol tenían un 42% menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad. Pero aún no tienen información precisa acerca de cuánto alcohol es necesario para proteger al organismo de ciertas formas de demencia como ser el Parkinson, la demencia vascular o la demencia por cuerpos de Lewy.

En este mismo sentido, pese a que los resultados fueron más contundentes en aquellos participantes que consumían entre dos y tres bebidas alcohólicas diarias, los investigadores creen que cualquier cantidad tendría cualidades preventivas.

Sin embargo, esto no implica hacer una apología del consumo de alcohol, ya que el exceso es perjudicial en todo momento de la vida y el alcoholismo puede asociarse también con algunos tipos de demencia. Es más a 14 participantes de este estudio se les diagnosticó demencia inducida por el alcohol.

Anne Corbett, directora de investigación del Reino Unido con sede en la Sociedad de Alzheimer, dijo en un comunicado de prensa a este respecto, que el consumo excesivo de alcohol se ha asociado con un riesgo mayor de demencia y que la mejor forma de prevención es mantener una dieta sana y realizar ejercicio físico con regularidad.

Investigación australiana

Una investigación australiana realizada bajo la dirección de la Doctora Kaarin Anstey del Centro de Investigación de Salud Mental de la Universidad Nacional de Australia, encontró que beber alcohol de forma moderada (entre 3 o 4 bebidas), disminuye el riesgo de desarrollar Alzheimer, demencia vascular (en un 25%) y demencia (en un 26%).

La doctora Anstey señaló que no está claro aún porque el consumo moderado de bebidas alcohólicas disminuye el riesgo de demencia, pero sostiene que podría deberse a un efecto protector del alcohol sobre el corazón o a los beneficios que conlleva el interactuar socialmente con otras personas mientras se bebé, puesto que mantenerse socialmente activo es una de las formas de prevención de esta enfermedad.

Según una investigación que estudió a alrededor de 2258 individuos sin demencia, halló que el mantener una dieta mediterránea, la cual incluye la ingesta moderada de alcohol (sobre todo de vino), disminuye significativamente el riesgo de desarrollar Alzheimer.

Puntaje: 
Sin votos aún