Riesgos de no desayunar

Muchas personas se saltean el desayuno porque las prisas matinales no les permiten el tiempo necesario para tomarlo, u otras porque no sienten hambre en las mañanas. Pero lo que quizás no todas sepan es cuáles son las consecuencias de este mal hábito.

Que el desayuno es la comida más importante del día no es sólo un dicho. Varios expertos y estudios científicos lo avalan. El salteárselo puede implicar varios riesgos para la salud. Falta de energía, menos capacidad de concentración, descenso del rendimiento intelectual, mal humor, obesidad, diabetes, estreñimiento, infartos, aterosclerosis, bajos niveles de glucosa en sangre, son algunos de estos riesgos.

1 Problemas de concentración y cognitivos

El nutriólogo del Hospital Juárez de México, Salvador Ortiz Gutiérrez señala al respecto:

En niños puede haber una dificultad en procesos cognitivos, como el aprendizaje, el memorizar algunas cuestiones, entonces tenemos niños que tal vez van a la escuela sin desayunar y tienen problemas en la escuela.

La nutricionista colombiana Carolina Montejo explica sobre el bajo rendimiento producto de la falta de desayuno:

Los estudios científicos reportan que no consumir desayuno se relaciona directamente con obesidad, déficit de micronutrientes y bajo desempeño académico, laboral y físico, además de sintomatologías recurrentes en la población, como dolor de cabeza, debilidad, visión borrosa y mareo.

2 Cambios de humor

La carencia de los nutrientes necesarios para comenzar el día luego del largo ayuno de las horas de sueño, puede favorecer la irritabilidad y el mal humor. Por ello, es recomendable un desayuno que incluya frutas, lácteos, cereales y proteína.

3 Mayor riesgo de diabetes, obesidad e hipertensión

El doctor Camilo Silva, endocrinólogo de la Clínica Universidad de Navarra en España dice sobre ello:

Las personas que no desayunan tienen mayor acumulo de apetito a lo largo del día, especialmente vespertino, y tienden a cenar más.

La doctora Irene Bretón, endocrinóloga en el Hospital Gregorio Marañón y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) explica sobre este punto:

Hay que distribuir las calorías del día, más al principio y menos al final. Una comida copiosa al final del día favorece el sobrepeso.

Agrega que cuando se hace un ayuno de muchas horas y luego se come en exceso:

…es más fácil que esas calorías se acumulen en forma de grasa.

Carlos Alberto Aguilar Salinas, coordinador de la Unidad de Investigaciones Metabólicas del INCMNSZ señala sobre la falta de desayuno y el riesgo de obesidad, hipertensión y diabetes:

Hay muchos estudios que han demostrado que la omisión del primer alimento del día y también de horarios en la estructura para el resto de los alimentos, aumenta el riesgo de obesidad, de hipertensión y diabetes.

4 Estreñimiento

La falta de ingesta de fibra en el desayuno favorece e estreñimiento y complicaciones digestivas asociadas.

5 Mayor riesgo de infarto

Según una investigación de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, publicada en “Circulation”, los hombres que no desayunan presentan mayor riesgo de infarto.

La doctora Leah E. Cahill, autora principal del estudio, afirma al respecto:

Saltarse el desayuno puede conducir a uno o más factores de riesgo como la obesidad, la presión arterial alta, el colesterol elevado y la diabetes, lo que a su vez puede provocar un ataque al corazón.

6 Mayor riesgo de aterosclerosis generalizada

Según un estudio del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) de Madrid, España, realizado en colaboración con el Banco Santander, no desayunar o ingerir sólo un 5% de las calorías del día en esta comida, incrementa el riesgo de padecer aterosclerosis.

El autor principal del estudio Valentín Fuster dice sobre ello:

Hemos visto que la aparición de placas en las arterias se inicia en la juventud y el riesgo es mayor en personas que se saltan el desayuno o toman menos de un 10% de las calorías recomendadas en esta comida.

Según el cardiólogo Isidro Vila Costa, no participante del estudio:

Este estudio le da un barniz científico a nuestro dicho popular.

Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo.

7 Bajos los niveles de glucosa

El desayuno es fundamental para mantener bajo control los niveles de glucosa luego del ayuno nocturno. Por ello, si no se desayuna o no se ingieren alimentos adecuados, en el organismo se produce una baja de la glucosa y surgen los problemas asociados con la diabetes:

La doctora María Loreto Aguirre, directora ejecutiva de la Asociación de Diabéticos de Chile:

…un desayuno sano evita el riesgo de hipoglicemia o baja de azúcar en la sangre que se produce tras haber pasado toda una noche en ayuno y cuyas consecuencias van desde un menor rendimiento hasta la muerte.

Puntaje: 
Sin votos aún