Los farmacos

Según la Asociación de Alzheimer, esta enfermedad es la sexta causa de muerte en los Estados Unidos y la padecen, aproximadamente, 5 millones de personas.

Si bien es una enfermedad que se asocia con la vejez, lo cierto es que un 5% de las personas manifiestan síntomas tempranos, que pueden aparecer entre los 40 y los 50 años.

Los nuevos hallazgos entorno al Alzheimer, son fundamentales para la prevención y el tratamiento precoz.

1

Test que puede predecir el Alzheimer

La Universidad de Georgetown desarrolló una prueba de sangre muy simple que podría predecir su el Alzheimer se manifestará en una persona los siguientes tres años. Este test si bien aún debe ser sometido a más pruebas clínicas, ayudaría a la realización de tratamientos tempranos.

2

La falta de sueño podría ser un indicador

Según un estudio de la Universidad de Dalhousie, en Canadá, la falta de sueño en la noche, la somnolencia en el día y la necesidad de siestas, puede ser un indicador de la enfermedad.

3

Biomarcadores que la predicen

Un estudio realizado en Suecia halló que los biomarcadres en el líquido cefalorraquídeo (beta-amiloide y las proteínas tau), experimentan ciertas modificaciones características entre 5 y 10 años antes de que aparezca la enfermedad. Esto es muy importante para la prevención y tratamientos tempranos.

4

El colesterol elevado

Un estudio halló que los altos niveles de colesterol malo (LDL) pueden producir paralizaciones en el cromosoma 21 que favorecen el desarrollo de la enfermedad.

5

Antecedentes familiares

Un estudio publicado en la revista Plos one, reveló que las personas con antecedentes familiares de Alzheimer, están en mayor riesgo de manifestar una acumulación precoz de reveladores de biomarcadores cefalorraquídeos, aún estando muy saludables.

6

Efecto protector del extracto de té verde y el polifenoles del cacao

Recientes estudios publicados en los National Medicine Archives, señalan que el polifenoles del cacao y el extracto de té verde pueden proteger contra la formación de placas de beta-amiloide en el cerebro.

7

Riesgo del exceso de proteína tau

Un estudio publicado en abril de 2013 en Neuron, reveló que el exceso de proteínas tau constituye un riesgo para el Alzheimer, dado que favorece la demencia y la degeneración cognitiva. Los niveles de proteínas se vinculan a 4 genes diferentes, 3 de los que se asocian con la enfermedad.

8

Aceite de oliva

Un estudio publicado en el sitio ACS Chemical Neuroscience, demostró que una sustancia que se encuentra en el aceite de oliva extra virgen, llamada oleocanthal, contribuye a la estimulación de enzimas y proteínas clave que eliminan los beta-amiloides causantes del Alzheimer del cerebro.

9

Hipertensión

De acuerdo con un estudio publicado en el Diario de la Asociación Médica Americana de Neurología en 2013, las personas con riesgo genético de Alzheimer que no mantienen controlada su presión arterial, pueden presentar niveles más elevados de amiloide y en consecuencia un mayor riesgo para desarrollar la enfermedad.

10

Fármaco ORM-12741

Según ensayos clínicos, un medicamento llamado ORM-12741, puede mejorar los problemas asociados con la memoria en personas que están bajo tratamiento para el Alzheimer.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (1 vote)