Redes sociales
Fotocortesía de huffingtonpost.com

FOMO viene de la expresión: fear of missing out que quiere decir: miedo a perderse algo en las redes sociales. En la actualidad para muchas personas la vida pasa más por las redes sociales, por una realidad virtual más que por la realidad real. Es así que surge este nuevo síndrome que se caracteriza por el temor a quedar por fuera de las redes sociales, a ser excluidos del mundo digital. Este tipo de personas no soportan pasar mucho tiempo sin revisar el Facebook, el whats app. Twitter, etc. No pueden imaginar no enterarse de todo o el que otros puedan estarla pasando bien en la red sin que ellos estén al tanto.

El FOMO sería la forma moderna a un temor que siempre ha existido, sobre todo entre los adolescentes, a quedar por fuera, excluidos, de su grupo de pares. El miedo a la exclusión puede causar ansiedad y depresión, sobre todo entre

El querer enterarse de todo lo que sucede en la vida de los demás y de exhibir la propia no es nuevo. Pero el acceso a las redes sociales y las nuevas tecnologías hacen que al instante uno pueda compartir en imágenes con sus contactos lo que está haciendo desde cualquier lugar del mundo. Así en tiempo real unos comunican y los otros se enteran a través de imágenes que muchas veces muestran realidades que no necesariamente son lo que parecen. Muchas veces parece en las fotos que las personas la están pasando mucho mejor de lo que verdaderamente la están pasando. Y sin embargo, al verlo los demás mueren de envidia quedar por fuera.

El problema más serio llega cuando la desconexión de las redes sociales comienza a generar angustia y/o estrés y la persona al comparar su realidad real y/o virtual con la virtual de sus contactos se cuestiona sus decisiones o elecciones.

La psicóloga chilena Bárbara Ortúzar explica que las redes sociales se han transformado en la actualidad en una validación social, por ello la desesperación por pertenecer a ellas, ya que si no se pertenece, se corre el riesgo de no existir para el grupo de pares, lo que genera mucha angustia.

Las personas que padecen FOMO, permanentemente están conectadas investigando qué hacen los demás. Para ellas, nada de lo que pasa por fuera de las redes sociales resulta interesante. Y si sus pares muestran algún evento en las redes en el que ellas no estuvieron, se sienten excluidas, poco importantes.

Recomendaciones para prevenir el FOMO

Haber sufrido FOMO en algún momento no implica necesariamente ser adicto a Internet aunque puede conducir o ser el comienzo. Es importante tomar algunas precauciones para prevenir este síndrome:

  • Priorizar: Es imposible saber y estar en la vida de todas aquellas personas que son contactos en las redes sociales. Por ello, una medida inteligente es priorizar aquellas personas que son realmente importantes para uno y centrarse sólo en ellas
  • Dosificar la presencia en las redes: Con ello se mejora la imagen y reputación en la red
  • Utiliza las redes para enriquecer la vida personal: Usar las tecnologías para encontrar viejos amigos, compañeros de colegio, familiares lejanos, etc.
  • Limitar el tiempo de conexión diaria: Pasar un ratito conectados, mirar lo que hacen tus contactos una vez al día o de tanto en tanto no está mal. Ahora estar pendiente las 24 horas del día de ello, es un problema
  • Analizar y reflexionar al respecto: La vida no pasa por las redes sociales. Las personas que están todo el tiempo contando y compartiendo todo lo que hacen y les pasa en las redes, generalmente, tienen una vida real muy pobre y triste en la que poco o nada pasa. Los que realmente la están pasando bien, difícilmente se detengan a subirlo en las redes porque están muy ocupados pasándolo bien
Puntaje: 
Sin votos aún