Tipos de madres versus tipos de hijos

De acuerdo con varios especialistas, existen diferentes tipos de madres, producto en parte, de su propia experiencia como hijas, de sus creencias, sus ideales, su cultura, entre otros factores. En este marco, según la licenciada en pedagogía por la Universidad Complutense de Madrid y psicología infantojuvenil Celia Rodríguez Ruiz, se puede hablar de madre controladora, madre posesiva, madre exigente, madre autoritaria, madre cómplice, madre negligente, por citar algunos ejemplos. Por su parte, el psicólogo estadounidense Stephen Poulter, experto en relaciones familiares, autor del libro The father factor, en el cual analiza cómo la figura del padre influye en el desempeño laboral de los hijos y de The mother factor: How your mother’s emocional legacy impacts your life, en el que se adentra en el rol de la madre, describe 5 tipos diferentes de madres.

Poulter menciona lo siguiente sobre las madres:

Ellas juegan un rol importante en la manera como establecemos nuestras relaciones, en la elección de la pareja, en la manera en que seremos padres, en nuestras emociones y los logros en la vida.

Nuestras madres pueden ser nuestra primera experiencia de amor, pero dependiendo de su conducta, puede hacernos más necesitados, ansiosos, irascibles o depresivos, cualidades que impactan en nuestro éxito laboral y en las relaciones sociales.

Los 5 tipos de madre según Stephen Poulter

1 Madres perfeccionistas

Para el psicólogo, este tipo de madre es controladora y busca siempre la perfección y éxito de sus hijos. Si bien esta característica materna puede llevar a que los niños sean profesionales exitosos y productivos en el futuro, ello acarrea altos costos.

El psicólogo norteamericano afirma:

Los hijos crecen temerosos de fallar y sin tolerancia a la frustración.

Josefa Pérez, miembro de la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Sanitarios (ANPCS) de España, opina sobre las personas perfeccionistas:

Sienten una gran presión que les produce mucho sufrimiento: nunca están conformes con el resultado de sus acciones y rechazan cualquier error o imperfección, relacionándolo con una falta de valía personal.

2 Madres amigas

Muchas veces se escucha hablar acerca de si los padres tienen o no que ser amigos de sus hijos y se confunde lo que puede llegar a ser una buena relación con la amistad. Los expertos sostienen que los padres tienen que ser padres, poner límites, educar y eso no lo puede hacer una como su par, lo tiene que hacer una autoridad, por ello los padres no pueden ser amigos de sus hijos.

La licenciada en psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Alicia Banderas, autora del libro “Pequeños tiranos”, explica sobre los padres amigos:

…se tienen que armar de valor para saber que no pueden ser amigos de sus hijos, ni ganarse su confianza para luego darles todo. Los padres tienen que ser padres, y eso pasa por poner límites y establecer unas normas con sus hijos.

El psicólogo estadounidense Poulter expresa al respecto:

Es una actitud típica de los padres modernos, que no tienen tiempo para fijar normas. Pero los hijos necesitan una madre, no otra amiga.

Se ve esto en todos los medios con muchas actrices de Hollywood: sus madres son sus amigas.

Un caso trágico es Lindsay Lohan. Su madre sale a beber con ella. Ahora está entrando y saliendo de rehabilitación y fue arrestada dos veces. ¿Qué clase de modelo materno está adquiriendo? Miren a Paris Hilton también. La misma historia.

Realmente esto es una epidemia. A causa de los asuntos sin resolver con sus padres, algunos padres hoy no quieren ser tan duros y sólo quieren agradar a sus hijos. Al final de un largo día de trabajo no quieren conflictos.

3 Madres yo primero

La madre yo primero es un tipo de madre egoísta, que antepone sus propios intereses antes que los de sus hijos (contrariamente a lo que suelen hacer, generalmente, las madres). Y cuando se enorgullecen de sus hijos frente a los demás, no es sino para alimentar su ego, más que por sentirse sinceramente emocionadas por los logros de éstos.

Poulter explica sobre la madre yo primero:

Ella quiere ser el centro de atención, incluso a expensas del bienestar de sus hijos.

Claudia Imventarza de Rajnerman, psicopedagoga argentina especialista en maternidad y crianza, opina sobre este tipo de madres:

…son personas con mucho ego; todo es para sí mismas. Y para la maternidad hay que poder salirse de una misma; el cimbronazo del puerperio tiene que ver con correrse del centro.

4 Madres impredecibles

Este tipo de madre suele ser muy perjudicial para el niño, ya que precisamente los padres son los que deben dar estabilidad y seguridad a sus hijos, y cuando ello no ocurre, crecen y se vuelven adultos a los que les cuesta confiar en los demás y tener relaciones emocionales estables.

Las altas y bajas emocionales pueden relacionarse con que el hijo se acerque o no a lo que la madre espera de él. Muchas mamás están pendientes de si su hijo habla pronto, camina pronto; quieren que sea, en todo, más, y esto no siempre es posible.

Claudia Imventarza

5 Madres completas

Obviamente es el tipo de madre menos frecuente, según Poulter sólo el 10% lo es, y no porque no lo deseen las demás madres, sino porque realmente es un ideal muy difícil de alcanzar. Es lograr el equilibrio emocional tan ansiado, pero poco logrado.

Es la más comprensiva; sabe guiar a sus hijos a hacer lo que deben hacer y ser como deben ser.

Stephen Poulter

La psicoterapeuta argentina Ximena Ianantuoni dice al respecto:

Yo creo que todas las madres tienen un poco de cada característica; el tema es cómo se combinan y en qué grado. Una madre completa, para mí, es la que está equilibrada consigo misma, en su vida, en su forma de hacer. Que pueda cuidar sin sobreproteger, guiar sin imponer, respetar sin influir demasiado.

Otros tipos de madres no abordados según Stephen Poulter

Si bien lo más frecuente es que en una misma madre convivan diferentes tipos de madres y sean más evidentes en algunos momentos un tipo u otro, lo que suele suceder es que siempre exista una característica que es preponderante por sobre las demás. Es así que estos tipos de madres que se señalan a continuación, forman parte de alguna manera de los 5 tipos descritos por Poulter, y a su vez los complementan.

1 Madres tóxicas

Existen varios tipos de madres tóxicas y son, generalmente, las que tienen características predominantes que resultan perjudiciales y dañinas para el niño y futuro adulto. Por ejemplo sobreprotectoras, perfeccionistas, controladoras, egoístas, despectivas, manipuladoras, posesivas, combativas, ausentes e inestables.

El psicólogo Hernán Cancio, director de Instituto Antae con sede en Madrid, España, define a la madre tóxica de la siguiente manera:

…aquella que no cumple su función de nutrir afectivamente y facilitar la autonomía de sus hijos.

La psicóloga Patricia Ramírez licenciada en psicología, máster en psicología clínica y de la salud y doctorada en el departamento de personalidad, evaluación y tratamiento psicológico de la Universidad de Granada, España, agrega al respecto:

No exagero si digo que un porcentaje altísimo de mis pacientes que sufren ansiedad, culpa, tristeza, dependencia emocional o inseguridad se han criado con ellas.

2 Madres sobreprotectoras

Si bien todas las madres tienden a sobreproteger a sus hijos, cuando se habla de madre sobreprotectora se hace referencia a esas que intentan permanentemente y de todas las maneras posibles, impedir que sus hijos se lastimen o sufran (en casos extremos se habla de síndrome de Wendy). Esto lleva a que no les den aire suficiente para experimentar, crecer y desarrollarse de forma autónoma e independiente.

El psicólogo clínico y psicoterapeuta chileno Patricio Venegas Marín, señala sobre este tipo de madres:

…las madres sobreprotectoras y excesivamente cobardes y temerosas, pero que no lo demuestran -y ahí está la clave-, tienen hijos en general con mayor cantidad de enfermedades psicosomáticas, esto por inculcarles la necesidad de protegerse del mundo.

Él hace referencia en particular a las madres chilenas, pero existen conductas que se repiten en otras madres del mundo. Venegas explica con respecto a las madres que quieren impedir que sus hijos sientan dolor:

Ellas aguantan mucho, pero no dejan que el hijo o la hija sufra.

…ahora el niñito no puede tener dolores y la niñita menos, sino le enchufamos pastillas.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)