Cleptomania

Se trata de un trastorno de control de los impulsos, que se caracteriza por la necesidad irrefrenable de robar objetos innecesarios o de poco valor. La persona no puede resistirse a la tentación de efectuar un acto dañino para ella y para los demás, ya que puede llegar muchos problemas para quien lo padece y su entorno.

Lo que busca el cleptómano con el robo de esos objetos que en sí mismos no tienen ninguna importancia, es recuperar de manera, inconciente, las pérdidas sufrida durante la infancia.

Se la clasifica como un desorden de los impulsos, porque el robo no se desea realizar de manera racional, pero un impulso irrefrenable lleva a hacerlo y a obtener una especie de alivio, de placer momentáneo que conduce a una cadena y a seguir haciéndolo, aunque provoca mucha culpa. En este punto la cleptomanía ha sido comparada con adicciones y con trastornos como la bulimia o la anorexia nerviosa.

Causas

La causa exacta se desconoce pero hay varias teorías al respecto:

  • Cambios en el cerebro
  • Esta afección puede estar asociada con problemas en una sustancia química del cerebro llamada serotonina, que ayuda a regular las emociones y los estados de ánimo. Los bajos niveles de serotonina son frecuentes en las personas con comportamientos compulsivos.

  • Trastornos adictivos
  • Se cree que el robo en estas personas causa la liberación de dopamina, un neurotransmisor, que produce sensaciones de placer.

  • Lesión en la cabeza
  • Hay teorías que hablan de que esta afección pueda ocurrir luego de una lesión en la cabeza.

Factores de riesgo:

  • Ser mujer: Alrededor de 2/3 de las personas que padecen cleptomanía son mujeres
  • Traumatismo de cráneo o lesiones en el cerebro
  • Tener otra enfermedad mental: Trastornos de ansiedad, trastorno bipolar, abuso de sustancias, trastornos alimenticios, trastornos de la personalidad
  • Antecedentes familiares: Tener familiares con cleptomanía o con algún tipo de trastorno obsesivo compulsivo puede elevar el riesgo

Síntomas

  • Impulso irrefrenable a robar objetos innecesarios
  • Sensación creciente de tensión que lleva a cometer el robo
  • Sentimientos de placer y premio durante el robo
  • Sensación de vergüenza y/o culpa insoportable tras el robo

Los cleptómanos se diferencian de los típicos rateros de tienda, en que los primeros no roban para su propio beneficio, sino impulsados por una fuerza interior que no pueden resistir. Esto los hace sentir ansiosos, incómodos, excitados y tensos y para aliviar estas sensaciones roban.

Mientras están llevando a cabo el robo, sienten alivio, pero posteriormente mucha culpa, remordimiento y temor por ser arrestado.

En general los episodios se dan espontáneamente sin previa planificación. La mayoría comete los robos en lugares públicos e incluso algunos pueden llegar a robarles a amigos o familiares. Los objetos robados como ya mencionamos antes, no tienen valor para el cleptómano y con frecuencia los regala, dona o incluso devuelve al lugar de dónde los sacó.

¿Cómo actuar cuando un ser querido es cleptómano?

Lo primero que hay que tener claro es que se tarta de un problema de salud mental y que necesita ayuda profesional.

Tratamiento

El tratamiento suele incluir medicación y psicoterapia, que pueden combinarse con grupos de autoayuda.

  • Medicación
  • Entre la medicación que se puede usar en cleptómanos está:

    • Antidepresivos
    • Medicamentos anticonvulsivos
    • Estabilizadores del humor
    • Medicamentos para la adicción
  • Psicoterapia
  • Entre las psicoterapias que pueden ser utilizadas en el tratamiento de la cleptomanía están:

    • Terapia de aversión
    • Sensibilización encubierta
    • Desensibilización sistemática
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)