Contaminación sonora en navidad

La época navideña llegó y con ella, además de alegría y felicidad, llegan agendas cargadas de actividades, compras, gastos, compromisos, que se vuelven por momentos imposibles de cumplir y llevan a que este período se viva con intensidad y agotamiento, desembocando en ocasiones en secuelas negativas para la salud asociadas con estrés y depresión navideña. La contaminación sonora es otra de las consecuencias perjudiciales producto de la constante exposición a sonidos repetitivos y a un volumen extremadamente alto, que puede incluso producir una afectación en la salud auditiva.

La contaminación auditiva en navidad

Constantemente todos estamos expuestos a la contaminación auditiva causada por el tránsito, la música que procede de los comercios, etc. Según la Organización Mundial de la Salud, a partir de los 85 decibeles comienzan los riesgos de lesiones auditivas. El mes de diciembre es uno de los más ruidosos del año. La vorágine de las calles, tiendas y comercios hace que por estos días todo sea muy ruidoso. Pero existen dos factores principales que producen contaminación acústica.

1 Música navideña

La música navideña, los famosos villancicos, son melodías características que suenan sin parar en las grandes superficies de ventas, en las calles, en las agencias de viajes, etc. A simple vista resultan simpáticos e inofensivos. Sin embargo, la psicóloga clínica británica Linda Blair, quien realizó un análisis sobre el efecto de los mismos en la salud mental de quienes se ven expuestos constantemente a ellos, halló lo contrario.

Blair encontró que los villancicos pueden generar efectos nocivos para la salud mental en determinados casos:

Quien trabaja en un centro comercial debe soportar horas de música navideña repetitiva que cobra su precio a nivel psicológico. En muchos casos, contribuye a padecimientos de estrés o depresión.

La gente que trabaja en tiendas tiene que ignorar la música navideña, porque si no, no se pueden concentrar… Simplemente inviertes toda tu energía en tratar de no escuchar lo que estás escuchando.

Pero además, esta música típica de Navidad también puede afectar según el volumen y el momento del día en el que sea escuchada:

La música navideña puede irritar a las personas si se toca demasiado fuerte y demasiado temprano.

Linda Blair

2 Fuegos artificiales

Los fuegos artificiales son característicos de la Navidad. Constituyen un espectáculo de luz y color increíble, pero también implican una exposición a niéveles muy elevados de ruido que puede llegar a los 140 decibeles y causar daño instantáneo a la salud auditiva. Entre los riesgos están la pérdida temporal o permanente de la audición o tinnitus.

Cómo prevenir la contaminación auditiva

Para evitar la contaminación auditiva producto de los ruidos fuertes y/o constantes, algunas recomendaciones incluyen el uso de auriculares o tapones para los oídos, no exponerse a más de 60 decibeles y no más de 60 minutos por día.

En el caso de las personas que trabajan en tiendas o comercios donde la música navideña está, por estas fechas, demasiado fuerte todo el día, la única solución sería utilizar tapones para los oídos todo el tiempo posible.

El audiólogo del instituto de oído, nariz y garganta del Hospital Boys Town, en Estados Unidos, Nathan Williams, realiza las siguientes recomendaciones para prevenir los problemas de audición como consecuencia de los fuegos artificiales:

  • Mantenerse a una distancia prudente de la fuente del estruendo. Los fuegos artificiales pueden llegar a los 170 decibeles. Por lo tanto para prevenir problemas, los adultos deberían ubicarse al menos entre 15 y 20 metros y los niños entre 50 y 60 metros.
  • Utilizar tapones para los oídos.

…tanto los tapones para los oídos de gomaespuma como los cascos son altamente recomendables para proteger la audición al máximo.

Nathan Williams

Puntaje: 
Sin votos aún