Gérmenes en el consultorio: cómo evitarlos

Ir al consultorio médico, al dentista o a visitar a un enfermo a su casa o al hospital, supone un alto riesgo de contaminación. Los hongos, esporas, bacterias y virus que pueden estar en algún paciente pueden causar una enfermedad infecto contagiosa a otros. Pero tomando ciertas precauciones se puede minimizar el riesgo.

Riesgos en la consulta odontológica

La boca alberga una de las más grandes concentraciones microbianas de todo el organismo. Se estima que una gota de saliva puede llegar a contener hasta unas 600.000 bacterias. Los microorganismos que se contagian con más frecuencia son: Hepatitis simple, hepatitis B, hepatitis C, Influenza y VIH. También los virus de la varicela, adenovirus, rubéola, citomegalovirus, Epstein-barr, entre otros, pueden ser transmitidos en la consulta con el dentista.

Las vías de contagio

El contagio puede darse por vía directa, a través del contacto directo con los fluidos orales, sangre u otras secreciones de personas contaminadas o por contacto indirecto con superficies, instrumentos o equipos infectados.

Para prevenir posibles contaminaciones tomar las siguientes medidas:

  • Estar atento a que el profesional utilice guantes
  • Es fundamental que ella sea el odontólogo, enfermero o médico utilice guantes para trabajar y que estos sean estériles, es decir que los saque del dispensador de guantes. Además es clave que una vez colocados los guantes estériles, toque solamente con ellos el instrumental o el interior de la boca, no otras cosas o superficies. Y de hacerlo, es necesario que tire esos guantes y se coloque unos nuevos.

  • Lavado de manos de los profesionales de la salud
  • Es muy importante que todos los profesionales médicos que están en contacto con fluidos de pacientes, laven siempre sus manos antes de atender a otro. Es una buena señal ver que en el consultorio hay dispensadores de jabón, pero más aún lo es ver que el personal lava sus manos cuidadosa y correctamente delante del paciente antes de atenderlo. Es una medida de higiene básica que busca proteger al personal de la salud y a los pacientes. Así se transmite tranquilidad y seguridad.

  • El orden y la limpieza en el consultorio
  • La limpieza y el orden en un consultorio son muy importantes y denotan si las medidas de higiene básicas se toman o no. Los instrumentos deben estar limpios y ordenados, debe haber contendedores especiales para los residuos hospitalarios, las agujas y objetos punzantes y éstos deben ser vaciados con regularidad.

  • Prestar atención al instrumental
  • Al aplicar una inyección o vacuna, la bolsa estéril debe ser abierta a la vista del paciente y posteriormente desechada. Lo mismo en el consultorio odontológico; al atender un nuevo paciente, el dentista debe abrir un paquete cerrado conteniendo con instrumental estéril, así se evita la contaminación cruzada entre los pacientes.

  • Uso de tapabocas del personal de la salud
  • El uso del tapabocas es una medida importante de protección tanto para el paciente como para el profesional de la salud. Previene el contagio de microorganismos de las vías respiratorias del personal al paciente y viceversa.

Puntaje: 
Sin votos aún