Alcanfor
Foto cortesía de santeriaindiecito

¿Qué es el alcanfor?

El alcanfor natural proviene de la madera de un árbol característico de Asia llamado alcanforero y el sintético, del aceite de trementina. Es una sustancia translúcida de olor fuerte y penetrante, que ha sido utilizada con diversos fines medicinales.

Entre los usos y beneficios del alcanfor están:

  • Alivia los dolores abdominales
  • Popularmente se utiliza para prevenir enfermedades como la varicela, la conjuntivitis y el famoso “mal de ojo”
  • Mejora la circulación de la sangre
  • Alivia problemas respiratorios. El aceite de alcanfor diluido en agua caliente desprende un vapor muy beneficioso para las afecciones del sistema respiratorio
  • Alivia problemas reumáticos
  • Alivia la tos. Las sustancias del alcanfor en contacto con el agua forman una capa protectora sobre la mucosa de las vías aéreas altas que reduce la irritación y previene la tos
  • El té de alcanfor puede favorecer la eliminación de las secreciones de las vías respiratorias altas

Riesgos del uso del alcanfor

Pese a su utilización popular para calmar múltiples dolencias, la utilización del alcanfor vía oral no se recomienda debido a que es potencialmente tóxico. Y se recomienda tener algunas precauciones en cuanto a su uso, entre ellas:

  • El consumo de productos con alcanfor puede provocar convulsiones en algunas personas
  • No se recomienda su utilización a personas que sufran de Epilepsia o Mal de Parkinson
  • No se recomienda aplicar aceite de alcanfor sobre heridas, lesiones o en pieles delicadas dado que puede producir irritación
  • No se recomienda aplicar aceite de alcanfor en el rostro o fosas nasales de niños o personas asmáticas, debido a que puede producir convulsiones, broncoespasmos y hasta asfixia
  • No se recomienda la aplicación directa sobre la piel ya que puede absorberse a través de esta y llegar al torrente sanguíneo y llegar al hígado produciendo cirrosis hepática
  • El alcanfor utilizado en aromatizadores de ambiente también puede llegar a la sangre a través de su inhalación y producir efectos dañinos en el hígado
  • Dada su potencial toxicidad es importantísimo mantenerlo fuera del alcance de los niños (se ha comprobado que un gramo de alcanfor en estado puro es suficiente para producir la muerte de un niño) y en caso de ingesta o contacto accidental llamar de inmediato al médico y explicar lo sucedido para que se tomen las medidas acordes a un posible envenenamiento
  • Está particularmente contraindicado el uso de cualquier producto que contenga alcanfor tanto en el embarazo como en la lactancia

Conclusiones

En Italia se ha sacado del mercado el alcanfor y los productos que lo contienen dado que los riesgos que puede provocar son más que sus beneficios y hay poca evidencia científica que demuestre su efectividad, más allá de que se haya popularizado y extendido su uso.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3.7 (80 votes)