Propiedades del Arnica

Árnica planta: qué es y para qué sirve

La Árnica, cuyo nombre científico es árnica montana, es una planta silvestre de origen europeo con unas flores amarillas muy características, que tiene grandes propiedades medicinales y cuyo aroma es muy similar al de la manzanilla. Gracias a sus principios activos como flavonoides, triterpenos, cumarinas, fitosteroles, entre otros, tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, cicatrizantes, antiespasmódicas, antibióticas, fungicidas, antihistamínicas, entre muchas otras.

La Biblioteca Digital de Medicina Tradicional Mexicana señala los usos del árnica en cataplasmas y compresas tibias humedecidas con dicha infusión para alivio del dolor de muelas e incluso dicen que las mujeres en el postparto bebían té de árnica para mejorar los síntomas de esta etapa.

La mayoría de los usos del árnica son externos y su presentación comercial es en pomadas, geles, ungüentos o tintura extraída de sus flores.

Árnica planta: usos y propiedades beneficiosas

1 Luxaciones, traumatismos y torceduras

Debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, gracias a su contenido de ácido gálico, cafeico y clorogénico, timol y helenalina, es ideal para aplicar una compresa, un gel o aceite con árnica en traumatismos, torceduras o esguinces.

Su empleo en homeopatía se basa en su poder para iniciar la reparación de los tejidos a nivel celular en los sitios donde se experimenta un trauma físico agudo, en estos casos se sugiere utilizar el árnica lo antes posible para ayudar a reducir la hinchazón, los moretones y para reparar el daño de tejido muscular, así como de la piel. También promueve la curación de los músculos sometidos a un exceso de trabajo, por lo cual se debe aplicar antes y después de actividades deportivas, cirugías o tratamientos dentales.

(1)

2 Dolores reumáticos o articulares

Sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias ayudan a aliviar este tipo de dolores.

3 Cicatrización de heridas

Favorece la cicatrización de heridas gracias a su alto contenido en flavonoides, taninos y mucílagos y a sus propiedades astringentes. Se puede aplicar en forma tópica con un masaje en la zona afectada con aceite o ungüento de árnica.

4 Antibiótico

Su contenido en ácidos cafeico y clorogénico es responsable de las propiedades antibacterianas que hacen del árnica un antibiótico natural perfecto para el tratamiento de afecciones cutáneas como el acné, las úlceras de la piel o eccemas.

Beneficios del té de árnica

Preparar una infusión con hojas de árnica puede ser muy bueno para utilizarla como enjuague bucal para aliviar afecciones como la faringitis o aftas bucales, por ejemplo.

De acuerdo con la Biblioteca de la Medicina Tradicional Mexicana:

Beber un vaso de té de árnica en ayunas o antes de cada comida, puede disminuir el ardor de estómago producido por problemas como la gastritis o una úlcera. Así mismo, se puede utilizar para malestares como son la falta de apetito o para limpiar el hígado.

Efectos adversos del árnica

La árnica puede llegar a resultar tóxica si se consume pura, solo puede utilizarse en diluciones en preparados homeopáticos y por vía tópica.

Su toxicidad es mayor si se ingiere, porque actúa en el hígado y el sistema nervioso central, lo que causa vómitos, cefalea, mareos y disfunción respiratoria; también afecta la función del corazón (por sus principios cardiotónicos) y ocasiona el incremento de la presión arterial.

(2)

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) considera inseguro el consumo interno de la árnica. Sin embargo, en países como Alemania o Canadá la utilizan en pequeñas dosis.

  • Dolores estomacales.
  • Mareos.
  • Vómitos.
  • Irritación en boca y garganta.
  • Debe evitarse el contacto con heridas abiertas y con los ojos.
  • Está contraindicada en el embarazo y la lactancia.

(1)Historical Remedies. 2012. Arnica. http://www.historicalremedies.com/arnica (10 de noviembre de 2013).
(2)José Waizel-Bucay1 y María de Lourdes Cruz-Juárez “Arnica montana L., planta medicinal europea con relevancia.