Consejos para aprovechar al máximo la consulta médica

Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/snmg3912/public_html/sites/all/themes/sbn/templates/node--article.tpl.php on line 192

Concretar la cita médica en primer o segundo lugar

Si usted no desea esperar, no tiene paciencia o es una persona demasiado ocupada, paute su consulta con el médico, en primer o segundo lugar, así no debe esperar demasiado en la sala de espera. Caleb Alexander, médico y profesor de la Universidad del Departamento de medicina de Chicago, explica que si un paciente desea mayor tiempo de atención durante la visita, pero está dispuesto a esperar, que lo programe para última hora.

Siempre dar todos los detalles

Al llamar por teléfono para programar la consulta con el médico, se recomienda especificar concretamente cuál es el motivo de la visita. Así lo aconseja la Dra. Ángela Tucker, profesora asistente de medicina clínica de familia en la Universidad Médica de Ohio, ya que esto posibilita programar la cita en función de la gravedad del problema de salud y priorizar lo más urgente. También posibilita al médico a prepararse para la visita, preparar material, etc.

Pedir por adelantado que el servicio médico anterior transfiera la historia clínica

Se aconseja cuando un individuo deja determinado proveedor de salud para pasar a otro, pedir que sea transferida su historia clínica. Esto es muy importante porque de este modo el nuevo doctor está al tanto de todas las enfermedades, análisis, pruebas, etc., que le han hecho y no indica nuevamente estudios que ya se han realizado recientemente. La solicitud debe hacerse con tiempo suficiente ya que mientras no estén en todas en formatos electrónicos, deben ser fotocopiadas, mandadas por correo, y este proceso puede llevar su tiempo.

Averiguar que análisis debe realizarse antes de la consulta

Hay casos, señala la doctora Denise Sur, jefa de personal en el Santa Monica's UCLA Medical Center and Orthopaedic Hospital, en los que se puede adelantar tiempo preguntando al médico o al asistente si hay exámenes que puedan realizarse previo a la consulta, así se llevan los resultados el mismo día para que el doctor los evalúe. Esto puede hacerse, sobre todo, en casos de análisis de rutina, de laboratorio, como los que se necesitan para una ficha médica para hacer deporte, por ejemplo.

Preguntar acerca de las opciones electrónicas

Hay casos en que los médicos están más informatizados y utilizan mucho este tipo de herramientas electrónicas (el correo electrónico, etc.). Por ello, se puede averiguar si el suyo lo usa y de este modo utilizar esta vía de comunicación para algunas consultas puntuales.

Para el médico es de mucha utilidad conocer los antecedentes familiares de salud, para determinar si existe mayor riesgo de determinadas enfermedades. Por ello, es importante tomarse el tiempo necesario para contar el historial y dar los detalles necesarios, enfermedades extrañas, poco habituales, etc.

Investigar sobre la enfermedad antes de la consulta

Si bien en la consulta con el médico el tiempo está restringido a unos pocos minutos, hay infinidad de opciones serias para acceder a información médica en la red, que permiten al paciente investigar acerca de determinada enfermedad o trastorno, sus causas, síntomas, tratamiento, etc. Conocer esta información puede contribuir a que uno llegue a la consulta con un panorama más claro y realice preguntas durante la consulta, sacando el máximo de provecho de la misma.

Obtener el lado bueno de su médico

Hay casos en que la espera puede ser larga y el paciente pueda irritarse y estar molesto al entrar a la consulta. Sin embargo, no se aconseja entrar mal predispuesto a la cita ya que la idea es que se establezca una buena relación con el médico. Si uno se muestra molesto e impertinente el doctor puede intentar terminar rápido, sin atender así a todas las inquietudes y preguntas que se tenían.

Puntaje: 
Sin votos aún