Riesgos de la medicinas alternativa

Las medicinas alternativas son una opción a la medicina tradicional para aquellos que buscan un complemento. Si bien a primera vista parecen inofensivas y sin efectos secundarios, hay casos en los que pueden traer graves problemas de salud vinculados por ejemplo, a la sustitución de la medicina tradicional por la alternativa, a los efectos adversos de la combinación de los medicamentos convencionales y los herbales, etc.

1

Efectos secundarios

Si bien en primera instancia parecería que los medicamentos recetados por las medicinas alternativas, realizados en base a hierbas y plantas naturales no tienen efectos secundarios, tienen un riesgo intrínseco. Las medicinas tradicionales son sometidas a cientos de pruebas antes de ser usadas en las personas y dentro de las indicaciones están los posibles efectos secundarios y las contraindicaciones. EN cambio a lo que las medicinas alternativas no han sido puestas a prueba científica, se desconoce cómo actúan por ejemplo en combinación con otro tipo de medicamentos convencionales, con suplementos vitamínicos, etc. Es decir, se desconoce cómo actúan realmente dentro del organismo.

2

El peligro de la sustitución

Detrás de las medicinas alternativas hay un riesgo muy grande que es el de abandonar el tratamiento médico convencional. Por lo general, lo mejor es que la terapia alternativa se use en conjunto con la convencional, complementariamente, pero no que la sustituya. Ya que si en un caso de enfermedad grave como puede ser el cáncer, se deja una medicación que se sabe que funciona y ha sido probada y sometida a análisis clínicos rigurosos, por una alternativa que se desconoce cuan eficaz es; el resultado puede ser la muerte.

3

Las dosis

Los medicamentos naturales como las hierbas o plantas a diferencia de los medicamentos convencionales, no son controlados. Esto puede dar lugar a fallas como por ejemplo en las dosis. Mientras con los medicamentos convencionales se sabe por investigaciones y controles previos cuál es la cantidad del ingrediente activo para cada comprimido, por ejemplo; esto no sucede con las medicinas naturales. Y el peligro de esto radica en que el ingrediente activo de una cierta hierba o planta puede variar según distintos factores como la época del año, el modo de cosecha, la forma de preparación, etc. Lo cual lleva a que pueda contener dosis muy altas o demasiado bajas del ingrediente activo y no producir el efecto buscado.

4

Riesgos de la preparación

Si bien muchos de los medicamentos alternativos son fabricados por empresas conocidas que están sujetas a controles de calidad, los niveles de control para las medicinas alternativas no son tan estrictos como los de las convencionales. Pese a que el riesgo es bajo, igualmente existe la posibilidad de que los productos farmacéuticos puedan contaminarse con sustancias potencialmente peligrosas durante el proceso y que no sea detectado debido a los controles menos estrictos.

5

Subestimar la medicina tradicional en pos de la alternativa

La presencia cada vez mayor de medicinas alternativas en la industria farmacéutica y la aceptación de determinadas terapias no convencionales, puede parecer a simple vista para la población general, que la medicina alternativa y la tradicional están al mismo nivel. Sin embargo, esto no es cierto y no debe generarse desconfianza, ni subestimarse la medicina tradicional en pos de la alternativa, ya que hay poca evidencia acerca de la efectividad de los medicamentos a base de hierbas, etc.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)