4  trucos científicamente comprobados para conciliar el sueño

La falta de sueño o insomnio es un problema común en alguna parte de nuestras vidas, afecta a millones de personas en todo el mundo y es muy difícil combatirla. Existen infinidad de fármacos para conciliar el sueño, pero lamentablemente muchos son peligrosos, aditivos o tiene serios daños colaterales. El blog Hearts Park nos revela 5 trucos científicamente comprobados para conciliar el sueño que seguramente no conocías. A preparar la almohada…

1La técnica del “4-7-8”

Esta técnica fue popularizada por el doctor Andrew Weil, quien asegura que siguiéndola podrás alcanzar el sueño en tan solo un minuto. Esta técnica consta de 3 fáciles pasos: Primero se inhala aire por la nariz con la boca cerrada y se cuenta hasta 4; luego se aguanta la respiración durante 7 segundos; para acabar vaciando los pulmones espirando con fuerza durante 8 segundos (de ahí el nombre“4-7-8”)

Esto debemos repetirlo 4 veces para lograr conciliar el sueño. Es más el creador indica no abusar de este método y hacerlo solo 4 veces al mes, ya que no es recomendable hacerlo muy seguido.

2Imaginar escenas relajantes

Un reciente estudio de la Universidad de Oxford descubrió que las personas que sufren de insomnio y recurren a imágenes relajantes, consiguen el sueño 20 minutos más rápido que las que no lo hacen. Pensar en un lugar bonito de nuestro pasado, en nuestra playa favorita o en lugar de nuestra niñez; son algunos ejemplos que nos pueden ayudar en esta técnica.
Principales factores que influyen en la calidad de sueño

2Psicología inversa

Mientras que la Universidad de Glasgow hizo un estudio en donde aplicaron lo que se conoce como “psicología inversa”. Para ellos hizo un experimento con 2 grupos de personas, unos que quisieran dormir y otros que estuvieran bien despiertos; curiosamente sucedió todo lo contrario, los que no debían dormir conciliaron más rápido el sueño que los que debían hacerlo. Claro esta técnica sería muy difícil en la vida diaria, pero queda como una más.

4Fuera luces… ¡TODAS!

Este quizás no sea un truco propiamente dicho, pero se ha comprobado lo mucho que puede interferir la luz en nuestro sueño, especialmente la luz azul, esas que usamos a diario y tenemos en bombillas fluorescentes, luces LED, smartphones y tabletas (estos dos últimos que usamos tanto en la cama antes de dormir). Evita exponer el lugar donde duermes de todas estas luces, además deja de usar dispositivos móviles antes de ir a la cama y muchos menos los lleves contigo a ella. Expertos ya hablan que una de las causas más comunes del insomnio de los últimos años es el uso del teléfono inteligente o smartphone.

Puntaje: 
Sin votos aún