Tricomoniasis

Se trata de una infección de transmisión sexual, producida por un parásito llamado Trichomonas vaginalis.

En Estados Unidos, aproximadamente, 3.7 millones de personas padecen tricomoniasis y solamente un 30% de ellas presenta síntomas. Es más frecuente en mujeres de entre 16 y 35 años que en hombres (en ellos generalmente cursa son síntomas y desaparece espontáneamente) y es de las infecciones sexuales curables más comunes.

Se contagia durante la relación sexual con una persona infectada pero solamente en el contacto genital (pene – vagina, vulva – vulva), ya que el parásito no sobrevive ni en el recto ni la boca.

Síntomas

  • Mujeres

    • Picazón y prurito dentro de los muslos
    • Prurito vaginal
    • Olor fétido en la vagina
    • Molestias durante las relaciones sexuales
    • Secreciones vaginales espumosas, verdes o amarillas
    • Prurito en la vulva o hinchazón en los labios
  • Hombres

    • Picazón o prurito en la uretra
    • Ardor luego de orinar y eyacular
    • Secreciones ligeras de la uretra
    • En algunos casos los hombres con pueden tener epididimitis o prostatitis como consecuencia de la infección

Exámenes de diagnóstico

  • Mujeres

    • Examen pélvico: Mediante este examen se puede observar ronchas rojas en el cuello del útero o en la pared de la vagina
    • Evaluación microscópica de las secreciones vaginales: Pueden apreciarse los organismos que causan la infección
    • Citología vagina
  • Hombres

    • En los hombres la tricomoniasis es más difícil de diagnosticar. En general se tratan cuando su compañera sexual es diagnosticada o si presentan síntomas reiterados de picazón o ardor en la uretra

Tratamiento

  • En general el tratamiento de la tricomoniasis consta de la administración del antibiótico metronidazol o tinidazol
  • Evitar las relaciones sexuales hasta finalizar el tratamiento
  • La pareja sexual del infectado también debe recibir tratamiento al mismo tiempo, sino la infección se volverá a contraer
  • Evitar el consumo de alcohol durante el tratamiento farmacológico y hasta pasadas las 48 horas posteriores, ya que puede provocar dolor abdominal, náuseas y vómitos

Complicaciones

  • La infección prolongada puede producir transformaciones en el tejido del cuello del útero, por lo cual hay que realizar tratamiento y realizar citología para controlar
  • Incremento del riesgo de contraer o propagar otras enfermedades de transmisión sexual
  • Inflamación genital que favorece la infección con el virus de VIH
Puntaje: 
Sin votos aún