Trastornos por inmunodeficiencia

Los trastornos por inmunodeficiencia, ocurren por ausencia o disminución de la respuesta inmunitaria del cuerpo. El sistema inmunitario es el que ayuda al organismo a protegerse de sustancias perjudiciales llamadas antígenos. Algunos ejemplos de éstos son: Virus, bacterias, células cancerígenas, toxinas y sangre o tejidos extraños de otra persona o especie.

Cuando el sistema inmunitario detecta un antígeno en el organismo, produce anticuerpos en respuesta que destruyen las sustancias dañinas. La respuesta del sistema inmunitario, también incluye un proceso denominado fagocitosis, en el que algunos glóbulos blancos ingieren y destruyen bacterias y otras sustancias extrañas.

Los trastornos del sistema inmunitario, se presentan cuando dicho sistema no combate tumores o sustancias extrañas como debería hacerlo. Y la respuesta inmunitaria es insuficiente o excesiva.

Los trastornos por inmunodeficiencia pueden afectar cualquier parte del sistema inmunitario. En general estas afecciones se presentan cuando glóbulos blancos especiales (inmunodeficiencia), no funcionan bien como deberían o cuando el organismo no produce suficientes anticuerpos.

Entre los trastornos por inmunodeficiencia que afectan los linfocitos B se incluyen:

  • Agammaglobulinemia: Produce graves infecciones en las primeras etapas de la vida y suele ser mortal
  • Hipogammaglobulinemia: En general conduce a reiteradas infecciones respiratorias y gastrointestinales

Los trastornos hereditarios por inmunodeficiencia que afectan los linfocitos T pueden causar repetidas infecciones por cándida. La inmunodeficiencia hereditaria combinada, afecta las células T y las B y si no se trata de manera eficaz, puede causar la muerte dentro del primer año de vida.

La inmunodepresión puede ser consecuencia de algún medicamento que debilita el sistema inmunitario (corticosteroides, por ejemplo). Y también es un efecto secundario común de la quimioterapia.

La inmunodeficiencia adquirida puede ser una complicación de enfermedades como desnutrición, infección por VIH y algunos tipos de cáncer. También puede ser como consecuencia de la extirpación del bazo o una esplenectomía y en estos casos el riesgo de infección por ciertas bacterias que el bazo ayuda a combatir es mayor. Los diabéticos están igualmente en mayor riesgo de padecer determinadas infecciones.

En tanto la persona envejece, el sistema inmunitario se hace más ineficiente. Los tejidos del sistema inmunitario reducen su tamaño y hay una reducción en la actividad y cantidad de linfocitos.

Entre las enfermedades y afecciones que pueden causar un trastorno por inmunodeficiencia están:

  • Síndrome de Chediak-Higashi
  • Deficiencias del complemento
  • Hipogammaglobulinemia
  • Deficiencia selectiva de IgA
  • Ataxia-telangiectasia
  • Enfermedad de inmunodeficiencia combinada
  • Defectos de la adhesión leucocitaria
  • Síndrome de DiGeorge
  • Síndrome de Job
  • Síndrome de Wiscott-Aldrich
  • Defectos de la adhesión leucocitaria:
    • Agammaglobulinemia congénita
    • Enfermedad de Bruton

Tratamiento

El principal objetivo del tratamiento es evitar el desarrollo de todo tipo de infecciones o enfermedades.

Las personas con sistema inmunitario debilitado, deben evitar entrar en contacto con personas que padezcan trastornos o infecciones contagiosas. Así como con personas que hayan sido vacunadas con virus vivos en un período de dos semanas previas.

Cuando hay una infección, el médico debe tratar al paciente de manera agresiva con prolongada administración de antibióticos, antimicóticos o profilácticos).

Algunos tipos de cáncer o infecciones virales pueden tratarse con interferón, un medicamento que favorece el trabajo del sistema inmunitario.

Los pacientes con VIH y Sida, pueden tomar medicamentos combinados para disminuir la cantidad del VIH en su sistema inmunitario y mejorar la inmunidad.

En determinadas afecciones por inmunodeficiencia puede recurrirse a un transplante de médula ósea.

Pronóstico

Determinados trastornos por inmunodeficiencia son leves y sólo causan enfermedades de tanto en tanto. En otros casos pueden ser graves y causar la muerte. En los casos en que la inmunodepresión es causada por determinados fármacos, en general, desaparece cuando se suspende el mismo.

Complicaciones

  • Incremento del riesgo de ciertos tipos de tumores o cánceres
  • Enfermedad frecuente o constante
  • Incremento del riesgo de infecciones
Puntaje: 
Sin votos aún