Dinero de mano a mano

No es nuevo que los billetes son uno de los objetos comunes que alberga más bacterias , un estudio realizado el año pasado por la tarjeta de crédito MasterCard y la Universidad de Oxford de Estados Unidos, determinó que los billetes pueden llegar a albergar hasta 23 mil bacterias altamente perjudiciales para la salud.

Este estudio se realizó en 12 países de Europa, aunque la realidad mundial es similar y en algunos casos peor, en un universo de 9 mil personas. También se determinó que un pequeño porcentaje se lava las manos después de efectuar actividades riesgosa como tocar un animal, manipular billetes o viajar en el transporte público; dando como resultado que sólo un 46% lo hacen. También se descubrió que no todos tienen clara la percepción del peligro de manipular los billetes con la sanidad adecuada.

A pesar que este estudio ha tenido como foco Europa, nos puede dar una idea de este tema a nivel global. Inclusive en los países latinoamericanos los billetes y monedas son manipulados con menor conciencia sanitaria y el porcentaje de las personas que se lavan las manos después de manipularlos es menor a la de Europa. Lo que hace de esto un tema delicado que está siendo altamente perjudicial para la salud.

“El 40% de las personas no saben la procedencia de los billetes o monedas que llevan consigo”

Pagar con efectivo o con tarjeta

Sin duda que el uso de la tarjeta de crédito nos puede ayudar a evitar esa peligrosa transmisión de miles de bacterias que nos advierte este estudio. Donna Dawson, psicóloga especialista en este tema, nos indica que el dinero en su forma física (billetes y monedas) da la sensación de mostrar poder económico y éxito individual; es por eso que es muy difícil que las personas hagan una asociación negativa con el dinero en efectivo.

Es claro que una de las maneras de evitar esta exposición a las bacterias que llevan en dinero es usar tarjetas de crédito o pagos electrónicos, pero es poco probable que no tengamos contacto con el efectivo. Solo queda concientizarse y tener una adecuada sanidad después de usar el dinero en efectivo.

Puntaje: 
Sin votos aún