Se trata de un tipo de inflamación artrítica (artritis) que ocurre, generalmente, en, aproximadamente, un 15% de las personas con psoriasis. Frecuentemente ocurre la psoriasis primero y la artritis después.

La causa de la es desconocida. Se presume que el sistema inmunitario, los genes y los factores ambientales pueden estar relacionados. Un 40% de las personas que padecen artritis psoriásica, tienen algún miembro de la familia con artritis o psoriasis. Es posible que las enfermedades de las articulaciones y las de la piel tengan causas parecidas. Pueden o no ocurrir juntas.

Este tipo de artritis puede afectar cualquier articulación corporal y los síntomas son variables entre uno y otro paciente.

La artritis psoriásica suele ocurrir en personas de entre 30 y 50 años, aunque puede ocurrir en la niñez. Afecta de igual forma a hombres y mujeres. Los niños que padecen la enfermedad, tienen mayor riesgo de uveítis.

Aproximadamente un 15% de las personas con psoriasis desarrollan artritis psoriásica.

Síntomas

La artritis puede ser leve y solamente comprometer algunas articulaciones. Las más afectadas suelen ser las que están al final de los dedos de las manos o de los pies.

En algunos casos la enfermedad puede ser grave y afectar unas cuantas articulaciones, incluyendo la columna vertebral. Cuando ésta se ve afectada, los síntomas abarcan ardor, dolor y rigidez, con mayor frecuencia en la zona sacro y lumbar.

Las personas con artritis psoriásica presentan la mayoría de las veces, cambios en la piel y las uñas. Frecuentemente la piel empeora a la misma vez que la artritis.

Tratamiento

El tratamiento dependerá del nivel de dolor. Los pacientes con artritis leve, pueden necesitar tratamiento solamente cuando están con demasiado dolor en las articulaciones.

El tratamiento inicial incluye antiinflamatorios no esteroides y su el paciente no responde a esto, pueden indicarse antirreumáticos.

Los inyectables de corticosteroides pueden ayudar para la inflamación de las articulaciones.

En caso de articulaciones muy dañadas, puede recurriese a una intervención quirúrgica para repararlas o remplazarlas.

Pronóstico

El pronóstico depende de las articulaciones afectadas y la gravedad de los síntomas. La enfermedad en general es leve y sólo afecta a unas pocas articulaciones. En algunos casos, la artritis psoriásica grave puede causar deformidades en las manos, la columna y los pies.

Son frecuentes la anemia y la fatiga y algunos pacientes presentan también cambios en el humor.

Los pacientes con psoriasis tienen mayor riesgo de colesterol alto, hipertensión, obesidad o diabetes.
El tratamiento a tiempo, puede causar alivio del dolor y prevenir el daño articular, inclusive, en los casos más graves.

Puntaje: 
Sin votos aún