HIV
Foto cortesía de alephnaught

La comunidad científica reunida en la Conferencia SIDA 2010 de Viena, anunció avances significativos en la búsqueda de la vacuna contra el Sida, aunque señaló que aunar esfuerzos, intercambiar toda la información al respecto, destinar recursos y más apoyo gubernamental, es fundamental para lograr dicho cometido.

Lo que se había logrado hasta el momento en la búsqueda de la vacuna del Sida

Desde el comienzo de la pandemia en la década del 80', cerca de 60 millones de personas contrajeron el virus del Sida (muchos de éstos en África) y 25 millones han muerto.

En el mercado hay alrededor de 20 fármacos para el VIH y se han lanzado diversas medidas de prevención para frenar el avance de la enfermedad, pero hasta el momento no se ha logrado encontrar una vacuna contra el virus que produce el Sida.

En septiembre del 2009 la comunidad científica informaba acerca de una vacuna experimental tailandesa que puesta a prueba, manifestó tener un efecto modesto, aunque demostró una tasa de infección un 30% menor entre quienes fueron sometidos a la prueba.

Desde la identificación del virus hace 27 años hasta la fecha, tan sólo tres posibles vacunas y cuatro ensayos clínicos válidos en humanos, han sido completados. Es que la búsqueda de una vacuna que detenga la expansión de la pandemia resulta muy difícil dada la mutabilidad del virus.

Conclusiones de la Conferencia SIDA 2010 de Viena

Los expertos reunidos en la Conferencia SIDA 2010 de Viena, señalaron estar en un excelente momento, desde el inicio de la pandemia, en cuanto a la investigación de una posible vacuna contra el Sida. Ya que científicos estadounidenses han descubierto algunos anticuerpos que neutralizan ciertas variantes del VIH, abriendo los caminos para nuevas investigaciones científicas y renovando las esperanzas de encontrar en el mediano plazo la vacuna.

Pero señalaron que es esencial para lograr este importante desafío, que toda la comunidad científica se comprometa a colaborar, aunando, en una única agenda científica, diversos niveles de investigación y aumentando el intercambio de datos.

José Esperanza, director del programa de Sida de la Fundación Bill & Melinda Gates (que destina 34.000 millones de dólares para la lucha contra el Sida), manifestó que no tiene sentido que los resultados infructuosos de una investigación no se den a conocer de inmediato al resto de la comunidad científica, para que no se pierda tiempo, esfuerzo y dinero en cometer los mismos errores que otros ya han cometido, ahorrándose de repetir resultados negativos. Así como también es sumamente importante el compartir los resultados fructíferos, para que puedan ser utilizados en una misma causa común: Encontrar la vacuna contra el Sida.

No todos los científicos están de acuerdo en continuar las investigaciones en este sentido, ya que sostienen que dada la naturaleza del virus del VIH es imposible encontrar la vacuna.

Sin embargo, dada la gravedad de la situación, cerca de 2,7 infecciones nuevas al año, es inminente que la comunidad científica se ponga de acuerdo y vayan todos para el mismo lado, ya que una vacuna es la única alternativa para frenar el avance del sida y ahorrar significativas sumas de dinero que actualmente se destinan a los tratamientos de la enfermedad. Hay avances considerables en la búsqueda de la solución a esta enfermedad que afecta en el mundo a más de 33 millones de personas, pero todavía es imposible decir con certeza cuándo estos adelantos darán como fruto la tan ansiada y esperada vacuna.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)