Sexualidad
Sexualidad

Una investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Versalles, Francia, demostró que una práctica sencilla y de bajo coste contribuye eficazmente a disminuir el contagio de Sida en un 76%, hablamos de la circuncisión. Esta práctica, hasta ahora, es más conocida por su relación con tradiciones religiosas o culturales, pero lo cierto es que puede contribuir muchísimo a evitar el contagio de VIH.

El estudio que ayudó a comprobar esta disminución del riesgo de contagio se practicó sobre 1.200 hombres de entre 15 y 24 años en Sudáfrica, donde el promedio de personas afectadas es de 1 de cada 4. El programa de circuncisión que se llevo a cabo durante el 2007 y 2010 en la zona de Orange, Sudáfrica, entrego los resultados que permitieron comprobar la sospecha de los investigadores.

Hay que tomar en cuenta que la circuncisión, si bien está ligada a ciertas religiones por una cuestión cultural, es una medida higiénica a la que muchos optan por decisión personal, lo que hizo se elevara en Orange el nivel de hombres circuncidados del 16% al 59%.

Gracias a las declaraciones del Dr. Bertran Auvert, sabemos que gracias a la realización de esta campaña hubo un nivel de contagio de 0.42 personas por cada 100 habitantes, lo que contrasta con las 2.86 infecciones por cada 100 personas en el grupo de los no circuncidados. Efectivamente el contagio disminuyó en un 76%.

Importancia de la circuncisión

Para quienes no lo sepan bien, la circuncisión consiste en la extirpación del prepucio del pene mediante una cirugía que no reviste complicaciones, pero contribuye enormemente a mantener una mejor higiene.

Siendo más exactos, la circuncisión permite protegerse sobre enfermedades de tipo sexual de acuerdo a lo que piensan los científicos, pues aún no está comprobado a ciencia cierta. Lo que sí se sabe es que quienes portan el virus del Sida tienen una alta concentración de células infectadas en el prepucio.

Puntaje: 
Sin votos aún