Cervicoartrosis

Es un proceso degenerativo en el que se produce un deterioro del cartílago de las distintas articulaciones del raquis cervical, es decir la ubicación de la artrosis en la columna cervical. Es la causa más frecuente del dolor de columna cervical.

Causas

  • Predisposición genética
  • Envejecimiento de los huesos
  • Posturas defectuosas
  • Historial familiar
  • Traumatismos cervicales como fracturas, esguinces cervicales o luxaciones

Síntomas

En general la cervicoartrosis no causa síntomas y se descubre en radiografías. Pero cuando aparecen puede pueden incluir:

  • Limitación de la movilidad del cuello, dolor cervical, crujidos, sensación de arena en las articulaciones del cuello
  • Contracturas musculares
  • Atrofia muscular
  • Dolor en la parte posterior del cuello, que puede extenderse hacia la parte alta de la columna dorsal y las paletillas que mejora con reposo y postura cómoda. El dolor es peor al mover el cuello o sobrecargarlo
  • Frecuentemente el dolor es crónico, lo cual significa que se presenta durante largo tiempo
  • En los casos en que el osteofito aprieta la médula, se presentan problemas en las piernas; la marcha se vuelve bamboleante y se tiende a abrir las piernas por la falta de fuerza en ellas. También pueden haber sensación de acorchamiento al tacto

Tratamiento

El tratamiento consta fundamentalmente de medicación y fisioterapia.

Medicación

  • Antiálgicos puros, paracetamol por ejemplo, suelen utilizarse al comienzo del tratamiento
  • Antiálgicos con efecto antiinflamatorio como el ibuprofeno, son efectivos en cuadros de agudización, pero hay que tener cuidado con su administración en casos de pacientes con trastornos hepáticos o renales y en ancianos
  • Relajantes musculares: Pueden utilizarse en las etapas agudas y administrarse en la tarde noche para que el efecto de somnolencia no afecte las actividades diurnas
  • Los fármacos que frenan la artrosis como el sulfato de glucosamina, son de lenta acción, pero so bien tolerados y posibilitan que se bajen las dosis de los otros medicamentos
  • No debe tomarse cortisona o medicamentos similares

Fisioterapia

Objetivos

  • Corregir posturas defectuosas
  • Mejorar el sistema muscular
  • Aliviar el dolor
  • Recuperar la movilidad y elasticidad de las estructuras

El tratamiento de fisioterapia puede incluir:

  • Aplicación de calor con el objetivo de relajar los tejidos
  • Ultrasoinido: Aplicación de efecto térmico y mecánico sobre los tejidos
  • Magnetoterapia
  • Masaje: Para relajar las contracturas musculares
  • Técnicas de movilización con impulso de corta amplitud y alta velocidad
  • Técnicas de reforzamiento muscular para combatir la atrofia
  • Técnicas de liberación miofascial

Pronóstico

Los síntomas de la suelen mejorar con el tiempo. El dolor crónico puede agudizarse por momentos, síntoma de una crisis de inflamación articular que, comúnmente, empeora en la noche.

En algunos casos, en los que los osteofitos crecen demasiado, pueden producirse lesiones radiculares o medulares.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)