Para mantener controlada la diabetes tipo 2, aquella en la cual el organismo no produce o no utiliza correctamente la insulina, es importante realizar actividad física y llevar una dieta sin sal. Pero además según un reciente estudio realizado en los Países Bajos, la amistad tendría un efecto protector en el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Los riesgos de la soledad para la salud

Es conocido que la soledad hace estragos en la salud física y mental de quienes la padecen. Incide en la depresión, reduce el poder de recuperación tras una intervención quirúrgica, disminuye la esperanza de vida, etc.

Según datos de especialistas de la Asociación Americana de Psicología (APA), se estima que, aproximadamente, 42,6 millones de estadounidenses a partir de los 45 años padecen soledad crónica. Esta condición sería, según la organización, más peligrosa para la salud que la propia obesidad.

De acuerdo a un grupo de investigadores de la Universidad de California (UCLA), existe un patrón genético en las células del sistema inmunológico de las personas que padecen soledad crónica. La investigación explica porqué la soledad se asocia con un riesgo más elevado de cáncer, infecciones virales y problemas cardíacos. Existe una mayor expresión de los genes asociados a la inflamación, al mismo tiempo que disminuye la producción de anticuerpos y la respuesta antiviral.

Steve Cole, coautor del estudio explica:

Hemos comprobado que lo que cuenta a nivel genético no es a cuántas personas conoces, sino a cuántas sientes realmente cerca.

La soledad y la diabetes tipo 2

La investigación fue realizada por el Centro Médico de la Universidad de Maastricht, en Países Bajos y publicada en la revista BMC Public Health.

Para realizarla, los científicos analizaron la historia clínica y las relaciones sociales de 2,861 personas de entre 40 y 75 años del sur de Países Bajos. Al analizar los factores de riesgo, encontraron que el ser una persona socialmente activa tenía un efecto protector contra la diabetes, mientras la soledad constituía un factor de riesgo un 60% mayor de pre diabetes y un 112% de diabetes tipo 2 entre las mujeres. En tanto los hombres solos,reportaron el riesgo más elevado de diabetes, llegando hasta el 94%.

La directora de la investigación Stephanie Brinkhues explica sobre la investigación:

…nuestro trabajo es el primero en establecer una asociación entre un amplio rango de características de las redes sociales –caso del apoyo social, del tamaño de la red o del tipo de relaciones– y los distintos estadios de la diabetes. Además, nuestros resultados corroboran la idea de que acabar con el aislamiento social podría ayudar a prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Por su parte la co-autora de la investigación Miranda Schram recomienda:

…la población en alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 debería ampliar sus redes sociales y ser alentada para que haga nuevos amigos. Y asimismo, a que formen parte de un ‘club’, como sería un grupo de discusión, una organización de voluntarios o un club deportivo. Además, y dado que los varones que viven solos parecen tener el mayor riesgo de acabar padeciendo la enfermedad, deberían ser reconocidos por los médicos como un grupo de alto riesgo. Y de la misma manera, el tamaño de la red social y la participación en actividades sociales podrían ser utilizadas como indicadores del riesgo de diabetes.

Puntaje: 
Sin votos aún