Las espinacas

Las espinacas son muy populares gracias a la referencia permanente del personaje de tiras cómicas Popeye, pero realmente tienen propiedades muy buenas para la salud. Entre ellas: Combate algunos tipos de cáncer, regula la hipertensión, mejora la salud cardiovascular. También aportan vitaminas (A y C), antioxidantes, hierro, magnesio y ácido fólico.

1

Regulan la presión arterial

Según un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, incorporar una porción diaria de espinacas en la dieta, tiene importantes beneficios para la salud cardiovascular. Las espinacas contienen nitratos inorgánicos que al entrar en contacto con las bacterias de la boca producen óxido nítrico; el que posee un efecto vasodilatador en las arterias, que favorece el control de la presión. La conjunción de las vitaminas A, fuente de betacaroteno, y C, antioxidante, presentes en las espinacas las vuelven aliadas contra las enfermedades cardíacas.

2

Combaten algunos tipos de cáncer

Según científicos de la Universidad de Oregón, Estados Unidos, el consumo de espinacas reduciría la incidencia de tumores cancerígenos. Uno de sus carotenoides ayudaría en el combate contra el cáncer de próstata.

3

Favorecen la digestion

Según científicos del Instituto Walter y Eliza Hall de Australia, las espinacas ayudan a mejorar la digestión y previenen el estreñimiento, gracias a su contenido de fibra.

4

Favorecen la visión

De acuerdo a especialistas de la Universidad de Manchester, Inglaterra, el consumo regular de espinacas podría frenar la degeneración macular y pérdida de visión posterior. Su contenido en luteína y zeaxantina, formarían una sustancia llamada pigmento macular que protegería la mácula de dicha enfermedad.

5

Nutren el cerebro

Según un estudio de la Universidad Rush de Chicago, Estados Unidos, el consumo diario de 3 porciones de vegetales de hoja verde como las espinacas, retraza el deterioro mental de hasta un 40%. Su aporte de vitamina E, favorece el incremento del tejido cerebral.

6

Calman el hambre

Según una investigación de la Universidad de Lund, de Suecia, las espinacas podrían ayudar a calmar el hambre gracias a su contenido de tilacoides, que tiene el potencial de calmar dicha sensación y prevenir la obesidad. Esta sustancia hace que trabaje todo el intestino produciendo mayor cantidad de hormonas que controlan la saciedad, lo que al mismo tiempo inhibe la compulsión por comer.

7

Tonifican los músculos

De acuerdo a un estudio de la Escuela de Medicina Karolinska Institutet de Estocolmo, Suecia, los nitratos contenidos en las espinacas incrementan la producción de dos proteínas que tonifican los músculos.

8

Fortalecen los huesos

Según la Universidad de Maryland, Estados Unidos, las espinacas aportan vitamina K, la que tiene un papel fundamental para la salud ósea. Además ayuda a retener el calcio en los huesos y otros minerales que contiene como el fósforo, zinc, magnesio y cobre, favorecen la construcción de huesos fuertes.

9

Reducen la inflamación

Tienen un elevado contenido de vitamina C y K, a la vez que antioxidantes que contribuye en afecciones inflamatorias como la artritis y la osteoartritis.

10

Buenas para la piel

Tienen un alto contenido de flavonoides que funcionan como antioxidantes que preservan la piel de los nocivos efectos de los radicales libres y los rayos ultravioletas.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)