Miastenia grave
El párpado caído es uno de los síntomas de la enfermedad

Se trata de una enfermedad neuromuscular autoinmunitaria crónica, caracterizada por debilidad en los músculos esqueléticos y los nervios que los controlan.

Causas

La causa exacta de la miastenia se desconoce, pero se piensa que pueda relacionarse con tumores del timo (órgano del sistema inmunológico).

Síntomas

La miastenia grave produce debilidad de los músculos esqueléticos (aquellos músculos sobre los que la persona ejerce control, por ejemplo se piensa en mover la pierna y se mueve), se agrava con la actividad y mejora con el reposo.

La debilidad muscular característica de esta enfermedad puede causar los siguientes síntomas:

  • Dificultades para masticar o deglutir, lo cual produce babeo, arcadas o asfixia
  • Dificultades para hablar
  • Cambios en la voz como ser ronquera
  • Parálisis facial o debilidad en los músculos de la cara
  • Dificultades para mantener la mirada
  • Dificultades respiratorias
  • Dificultades para subir escaleras, levantarse cuando se está sentado o levantar objetos
  • Cabeza caída
  • Fatiga
  • Párpado caído

Pruebas de diagnóstico

Realización de un examen físico y neurológico detallado para evaluar la debilidad de los músculos, los reflejos y la sensibilidad.

Los exámenes a realizar pueden incluir:

  • Resonancia magnética o tomografía computada del tórax en busca de tumor
  • Electromiografía (EMG): Examen para verificar la salud de los músculos y los nervios que los controlan
  • Anticuerpos frente a los receptores acetilcolínicos
  • Estudio de conducción nerviosa

Tratamiento

La miastenia grave no tiene cura, pero con el tratamiento se pueden lograr períodos largos son síntomas.

Los cambios en el estilo de vida posibilitan a los pacientes seguir con sus actividades cotidianas. Entre las recomendaciones en este sentido están:

  • Un parche para los ojos si la visión es molesta o doble
  • Proyectar períodos de reposo
  • Evitar la exposición al calor y el estrés, ya que pueden agravar los síntomas

El tratamiento farmacológico abarca:

  • Prednisona u otros fármacos para inhibir la respuesta inmunitaria cuando los síntomas son severos y otra medicación no funciona
  • Piridostigmina o neostigmina para favorecer la comunicación entre los músculos y los nervios
  • Hay casos en los que la debilidad muscular involucra los músculos de la respiración y pueden provocarse crisis. Éstas generalmente se prolongan sólo por unas semanas, pero pueden requerir internación y asistencia respiratoria. Comúnmente se utiliza un procedimiento llamado plasmaféresis que ayuda a superar la crisis.

    La plasmaféresis puede servir también para ayudar a que los síntomas disminuyan por algunas semanas y se recurre a ella con frecuencia antes de la intervención quirúrgica. Las infusiones de inmunoglobulina intravenosa pueden llegar a ser igual de efectivas que la plasmaféresis.

    La intervención quirúrgica para extirpar el timo puede eliminar por completo los síntomas de la enfermedad o hacer que la necesidad de medicación sea menor.

    Pronóstico

    La miastenia grave no tiene cura. Los pacientes con esta afección tienen que restringir ciertas actividades cotidianas que realizan.

    Los pacientes que presentan solamente miastenia grave ocular, pueden desarrollar la enfermedad generalizada con el paso del tiempo.

    Las mujeres con miastenia grave pueden quedar embarazadas, pero deben ser controladas muy de cerca. El bebé al nacer puede presentar debilitamiento temporal y necesitar medicación, pero en general no desarrolla la afección.

    Complicaciones

    La miastenia grave puede producir problemas respiratorios que pueden lleva a la muerte (crisis miasténica).

    Los pacientes que padecen de esta afección tienen un elevado riesgo de padecer otros trastornos autoimunitarios como ser artritis reumatoidea, tirotoxicosis, lupus eritematoso sistémico.

    Puntaje: 
    Sin votos aún