Deficiencia de vitamina B1
Deficiencia de vitamina B1

Es un trastorno cerebral como consecuencia de la deficiencia de vitamina B1 (tiamina). Esto es frecuente en las personas que padecen alcoholismo, personas con malabsorción (cuyo organismo no absorbe de manera correcta los alimentos), como suele suceder tras una cirugía para la obesidad.

Otras afecciones crónicas que pueden causar una deficiencia de vitamina B1 son:

  • Hiperemesis gravídica (exceso de náuseas y vómitos en el embarazo
  • Terapia intravenosa durante períodos prolongados sin recibir suplementos de vitamina B1
  • Cánceres diseminados a todo el cuerpo
  • Insuficiencia cardíaca (cuando se ha tratado con terapia diurética a largo plazo)
  • Tirotoxicosis (niveles elevados de la hormona tiroidea)
  • Diálisis prolongada

La encefalopatía de Wernicke produce daño en el tálamo y el hipotálamo (las partes bajas del cerebro). El síndrome de Korsakoff es consecuencia del daño a las zonas del cerebro involucradas con la memoria.

Síntomas

Síntomas de la encefalopatía de Wernicke:

  • Ataxia (pérdida de la coordinación muscular, temblores en las piernas)
  • Confusión
  • Cambios en la visión:
    • Visión doble
    • Movimientos oculares anormales (nistagmo)
    • Caída de párpados

Síntomas del síndrome de Korsakoff:

  • Pérdida de la memoria que puede ser grave
  • Alucinaciones
  • Incapacidad para formar nuevos recuerdos
  • Invento de historias
  • También puede haber síntomas de abstinencia alcohólica

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es el control de los síntomas y evitar el empeoramiento de la enfermedad. En algunos casos puede ser necesaria la hospitalización para el control de los síntomas.

La vitamina B1 puede ser suministrada a través de una inyección intravenosa, intramuscular o vía oral. Puede mejorar los siguientes síntomas:

  • Dificultades con la visión y el movimiento ocular
  • Falta de coordinación muscular
  • Confusión y delirio

La tiamina no mejora la pérdida de la capacidad intelectual y de memoria que se da con el síndrome de Korsakoff.

El abandono del consumo de alcohol, en los casos en que el síndrome de Wernicke - Korsakoff es como consecuencia de éste, pude prevenir la pérdida agregada del daño a los nervios y de las funciones cerebrales.

Pronóstico

Sin tratamiento el síndrome de Wernicke Korsakoff se agrava y es potencialmente mortal. Tratado, los síntomas como las dificultades visuales y la falta de coordinación pueden controlarse, disminuir e impedir que la enfermedad empeore.

Algunos síntomas como la pérdida de memoria y de las funciones cognitivas pueden ser permanentes.

Complicaciones

  • Lesiones como consecuencia de caídas
  • Neuropatía alcohólica permanente
  • Pérdida permanente de la memoria
  • Reducción del período de vida
  • Abstinencia alcohólica
  • Pérdida permanente de las habilidades cognitivas
  • Dificultades en las relaciones interpersonales
Puntaje: 
Sin votos aún